lunes, 3 de agosto de 2009

IMPORTANTE: ¡NECESITAMOS TU AYUDA!

La realidad supera a la ficción y, por ello, el blog cambia su rutina por un simbólico e importantísimo día. Mientras los medios de comunicación nos bombardean con las leyes represoras del despreciable dictador Hugo Chávez, mientras posamos nuestra mirada en atroces incendios y vacaciones varias, no nos damos cuenta de las masacres que ocurren en nuestro planeta; invisibles, pero sumamente catastróficas. El 12 de agosto se discutirá en la Cámara de Diputados de la capital brasileña la demarcación de las tierras del pueblo Tupinambá. Los Tupinambá son una comunidad de indígenas, seres indefensos contra quienes quieren sus tierras para fines capitalistas, personas sin voz sobre las que recaen prejuicios y odios injustificados. El cine ha retratado la parte estética y festiva de los pueblos originarios de Hispanoamérica (Apocalypto, El nuevo mundo), pero se ha olvidado de la parte humana. España, desde el momento en que conquistó de forma vil y violenta las tierras del 'nuevo continente', está en deuda con estos pueblos, ahora posibles desterrados, nómadas, marginados. Respetar comunidades como la Tupinambá, su cultura y lengua, sus costumbres y tierras, es una cuestión de dignidad, moral y conciencia. Nadie abrirá sus noticiarios con la noticia, y luego, siempre a toro pasado, se increpará tal acción. ¿Por qué no evitarla? Lean este post, copien y péguenlo en sus blogs y correos electrónicos, envíenlo de forma masiva, presionen al gobierno de Lula da Silva y no olviden que la suerte del pueblo Tupinambá pende de un hilo. TODOS SOMOS INDÍGENAS.

Más información: http://todosomosindigenas.blogspot.com/

4 comentarios:

Cinemagnificus dijo...

Me uno a vosotros.

Pabela dijo...

Yo también!

Mariano dijo...

Yo también me uno. Hoy en día se declaran varios lugares como "patrimonio universal"... pero nadie se acuerda del otro patrimonio que nos hace responsables a todos: la miseria, el hambre y la ignorancia, que son causa de la mala distribución de las riquezas. Pensemos en ayudar, y también en reivindicar los derechos que le corresponden a todo ser humano.

Dialoguista dijo...

Es increible lo poco que valoramos a los pueblos indígenas, y sin embargo, todo lo que le debemos!!
Saludos!!