sábado, 1 de agosto de 2009

EL PINCHAZO DE HARRY POTTER 6

Estaba en la mesita de noche, fiel a la rutina de los anteriores seis tomos. Pese a todo, algo se rompió pasada la página número 300: "no me importa cómo termina", pensé, y el libro empezó a cubrirse de un polvo de abandono y desilusión. Harry Potter ha cambiado, tanto en el papel (más altivo, chulesco y decidido) como en la gran pantalla (igual de soso, pero más oscuro). Con él, también han cambiado sus lectores, toda una generación de niñitos y niñatos que han crecido con el joven mago. Harry Potter ha sido (fíjense: el verbo está en pasado) un fenómeno social, una cuestión generacional, un éxito inaudito e intachable. La saga terminó hace tiempo, pero la codicia de Warner Bros retrasó la carrera comercial de este Misterio del Príncipe, estrenado ahora de forma descafeinada. Las críticas entusiastas de primera hora callaron sus mentiras y dejaron paso a notas y reseñas más realistas, menos festivas. No hay ninguna duda: Harry Potter 6 cumple el refrán de "mucho ruido para tan poco petardo". La traca final se ha aguado. No hay magia que valga.


Los gustos de los espectadores y los datos de taquillas son cuestiones científicas a la par que artísticas, pura loteria y a la vez una intrincada maniobra económica, erigida a base de persuasión, pericia y zalameras propagandas. En época de crisis económica, parece evidente que las películas más rentables no son las que más dinero ganan, sino las que menos gastan. A nadie se le escapa que films como Paranoid Park, Still Walking o Tres días con la familia, con una cantidad paupérrima de copias, siempre alejados de los top ten semanales, se hayan convertido en los auténticos triunfos estivales, en los sleepers más fructíferos. En los tres casos mencionados, la falta de publicidad ha venido suplida por la necesaria y natural campaña de diarios, radios, revistas y cadenas televisivas, todas ellas subrayando las bondades de grandes candidatas a obras maestras, perpetuas, indelebles. Los espectadores potenciales de dichos films son gente entre treinta y sesenta años residentes en grandes ciudades, de economía holgada e inquietudes artísticas; en definitiva, el colectivo menos afectado por el descalabre económico. No hay films mejores ni espectadores de primera o segunda categoría, pero sí existen clases sociales, cada una con unos gustos cinéfilos y unos hábitos de consumo muy diferentes. El argumento no es ni clasista ni descriminatorio; en todo caso, los primeros damnificados son (somos) la gente de pueblos y pequeñas ciudades que no puede acceder al último film de Kore-eda, pero sí a la fuerza mediática de la pottermanía. He aquí el primer y principal motivo del pinchazo de Harry Potter en la taquilla española.




Miles de seguidores llenaron las salas los dos primeros días de exhibición de Harry Potter 6 (todo boom es temporal y, por concepto, efímero). El número de entradas reservadas solo contempla el público fan y los grupos de amigos que, antes de hablar del film, prefieren presumir de haber sido los primeros en haber visto la película. Todo un insulto a la cinefilia. Gracias a estos dos días de auténtico bombazo, los cines han superado sus números rojos y han renovado los stocks de palomitas rancias. Gracias también a Harry Potter, aunque sea indirectamente, podremos disfrutar de obras a todas bruces menos rentables como la última ganadora en Cannes o el nuevo furor del cine oriental. Los espectadores ocasionales permiten la rutina de los espectadores entusiasmados. Demos, pues, una irónica reverencia al joven mago, aunque haya acabado a la sombra de Ice Age 3 como hijo bastardo de los tickets vendidos de sus antecesoras. No se engañen: los 10'3 millones de Harry Potter 6 son meras cuantías al lado de los 7'5 millones de Los hombres que no amaban a las mujeres o los casi 30.000 euros de Paranoid Park. El truco está en el equilibrio y Harry Potter, grandilocuencia elevada al cuadrado, ha bebido de su propio veneno, víctima de su barroquismo y desmesura.


El tiempo pondrá a cada mago en su sitio y le restará las nominaciones al Oscar que en su día se otorgaron a modo de tómbola. Todo pasa y todo queda, pero la deuda con Harry Potter, tras tantos años de compañía, es inmensa. Por ello, aunque sea despacio y a regañadientes, terminaré el séptimo libro del señor Potter y devolveré el tomo a su estantería habitual, reconvertido en reliquia pasada (quizás pasajera). Muchos vapulerarán lo aquí escrito: ello demostrará que el cine en minúsculas (Howarts y alrededores) y en mayúsculas sigue vivo y variado. Cosas del verano...

10 comentarios:

Mariano dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Mariano dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Mariano dijo...

No te ofendas por lo que voy a decir, pero creo que tu repudio así como mi admiración hacia Harry Potter no sirven de nada a nadie. Creo que hay alguien que puede explicar esto mejor que yo, y por eso ahora voy a citar a Oscar Wilde:

"El crítico es el que puede traducir de un modo distinto o con un nuevo procedimiento su impresión ante las cosas bellas.

La más elevada, así como la más baja de las formas de crítica, son una manera de autobiografía. Los que encuentran intenciones feas en cosas bellas, están corrompidos sin ser encantadores. Esto es un defecto. Todo arte es, a la vez, superficie y símbolo.

Los que buscan bajo la superficie, lo hacen a su propio riesgo.

Los que intentan descifrar el símbolo, lo hacen también a su propio riesgo.

Es al espectador, y no la vida, a quien refleja realmente el arte.

La diversidad de opiniones sobre una obra de arte indica que la obra es nueva, compleja y vital. Cuando los críticos difieren, el artista está de acuerdo consigo mismo.

Podemos perdonar a un hombre el haber hecho una cosa útil, en tanto que no la admire. La única disculpa de haber hecho una cosa inútil es admirarla intensamente.

Todo arte es completamente inútil."

Mariano dijo...

Agrego:
El que te insulte por tu posteo no hará otra cosa que contradecirse a si mismo.
¿A quién le interesa lo que piensen una o diez mil personas respecto a Harry Potter? Cada uno tiene su própio criterio, y sus propios gustos. Ahora, eso si: quien no pueda formar su própia opinión es el que está verdaderamente perdido... y no la película en si misma.

Blanch dijo...

Causualmente yo también estoy por la mitad del último libro aunque a mí si que me tiene enganchado. Eso sí, las películas nunca me han motivado, las veo cuando las emiten por Canal+, prefiero los libros por todo lo que inevitablemente se pierde cuando se hace la película (y no me gusta el actor que interpreta a Ron, sólo tiene dos expresiones faciales).

La moda de Potter se ha estirado demasiado en el tiempo, a ver que pasa con el final dividido en dos.

Un saludo!

Mariano dijo...

Xavier: en respuesta al coment en mi blog. No, no lo he tomado a mal. Todo lo contrario... Vamos al mismo punto: Gustará o no, según cada persona (a eso iba mi cita de Wilde)... es más, lo dije muy claramente: "Quién te quiera insultar por el post se contradice a si mismo"... es decir: cada uno puede valorar el fenómeno "potter" de la manera que quiera, y por ello no deberían insultarte: ya que no estarían respetando tu libertad de expresión.
En serio, a pesar de que diferimos, ambas opiniones cuentan.

albertaco dijo...

xavi..toadvia aunke parezca mentira no he vsto harry potter 6, pero si es cierto que la saga ha perdido con el tiempo,daniel radcliffe nos ofreció una buena interpretación en la primera pelicula y ahí se akabó su hazaña, más suerte tuvieron sus compañeros...ya ke rupert lo consiguio hasta la cuarta y emma hasta la tercera..pero no solo en categoria interpretativa ha ido dismimuyendo..sino tb técnicamente...y su guión se ha ido desaciendo cada vez más...como se demsotró en la kinta película..aburrida, sosa y una cagada impresionante....excelente reflexión..xavi te lo digo en serio..deberías trabajar pa un periódico o algo así..porke tu expresión, y tu cultura..me impresionan..felicidaddes y buen finde!!!!

Pabela dijo...

Pues yo concuerdo artamente contigo, Xavi. Si bien después de la anterior no traía demasiadas expectativas y si bien me considero bastante afecta a la saga, esta 6ta entrega me parecio aburridísima, sosa, apresurada y por tanto sumamente desprolija en su narrativa. Como dije en la crítica, aún estoy esperando saber (yo que no leí los libros) porqué se llama como se llama, porqué Potter se desharía de un libro que le diera tanto poder, y puedo seguir sumando etc. Se queda en la vanalidad de crear misterio donde luego no revela nada. Es más escribí mi crítica escueta y abúlica en muchocine pero no me gasté en publicarla en mi propio blog.
Un saludo y estupendo post.

Cinemagnificus dijo...

Excelente y lucidísima reseña. Por lo que veo, hay gente a la que le ha sentado mal... En fin, que se jodan, cada cual puede decir lo que quiera cuando quiera.

Yo he visto esta nueva del niño brujo y he de decir que ya está más quemado que el palo de un churrero (además de que la película no interesa nada en ningún momento y, para quien no se haya leído el libro, es liosa y mal explicada). Para mi las mejores son la primera y la tercera de la saga sin ninguna duda, y a partir de la cuarta el invento empezó a quemarse. Lo mejor que pueden hacer es terminarla de una vez y estrenar ya la adaptación del último libro (dividido en dos películas, vaya tela).

Te doy toda la razón.

redna dijo...

Curioso post. Ya sabes mi opinion sobre el film. Me gusto pero admito que no sera nominado a mejor pelicula. Solo recivira menciones tecnicas. Pero la taquilla que no falte. En menos de 15 dias ha recaudado mas de 600 millones. Se espera que en la proxima semana alcance con facilidad los 800 y con lo que recaude el resto del verano te digo que puede llegar facilmente a los 900 millones. Esos numeros no son solo fans. Ni star wars tiene esos numeros.

Por otro lado creo que eres uy duro con el film y este en realidad no es un film para estar disgustado. Admito criticas asi de Transformers o Terminator. Es un film mas que satisfactorio y la verdad uno de los mejores de esta saga regular, que en pocos momentos pierde intensidad durante ya 6 entregas. Eso ninguna saga ha echo. Y todavia parece ser que les quedan en la manda los 2 mejores capitulos jaja

saludos. Ya estoy por aqui poniendome al dia aunque no estare por mucho tiempo