jueves, 11 de junio de 2009

LA PELÍCULA DE LA DÉCADA XIII + UN EMPATE INSÓLITO

EL HUNDIMIENTO, de Oliver Hirschbiegel
Polémica crónica de los últimos días de Hitler, una historia necesaria y seria que cuenta con las excelencias de Bruno Ganz (misterio: ¿por qué, al igual que Bardem en Mar Adentro no lo nominaron al Oscar?). Densa y fría, aúna el buen cine y el compromiso social. Otro punto para Alemania.









ENTRE COPAS (SIDEWAYS), de Alexander Payne
Inauguró una tendencia ya habitual en los Oscar: la presencia de una comedia (en esta ocasión original, inteligente y socarrona) entre el quinteto nominado a la mejor película. La obra de Payne, con su excelente reparto y mejor vino, también aparece en nuestra lista. ¿Viene para quedarse?








HIERRO 3, de Kim Ki-duk
Considerada la mejor película del coreano, Hierro 3 es una historia de okupas, amores y silencios. Rentabilizó sus premios y críticas en taquilla, y parece que los cinéfilos no están dispuestos a olvidarla (servidor siempre preferirá Samaritan girl). Gran título, la confirmación de un genio.









LA CASA DE LAS DAGAS VOLADORAS, de Zhang Yimou
Tras Hero y antes de La maldición de la flor dorada, Yimou confirmaba su afición a la épica, al romance y a las artes marciales. Las excelencias técnicas y el rostro de Gong Li completaban el hechizo. Magnífica fotografía y genial vestuario. Representó a China en los Oscar.








LA DAMA DE HONOR, de Claude Chabrol
Chabrol se limitó a ser él mismo y a contar la misma historia de siempre, aunque siempre con algún giro diferente. El francés volvió a entusiasmar y el affair no ha acabado. Aunque inferior a Gracias por el chocolate, La ceremonia o La flor del mal, La dama de honor brilla segura en la lista. ¿Contará con vuestro favor?








LIFE AQUATIC, de Wes Anderson
Los que no disfrutamos de Los Tenembaums tuvimos una segunda oportunidad para adentrarnos en el mundo complejo y bizarro de Anderson. Cóctel de Muchachada Nui, documentales de animales (marinos) y las eternas obsesiones de su autor. Para bien o para mal, única en su especie. Genial (e inusual) reparto.








LOS EDUKADORES, de Hans Weingartner
Fue injustamente masacrada en Cannes y nadie habla de ella como lo que es: una de las mejores películas alemanas de los últimos tiempos, perfectamente comparable a Good-bye Lenin o Sophie Scoll (curiosamente, Brühl y Jentsen protagonizan la historia). El mensaje, interesante y subversivo, atrapa. A edukar (con k rebeldía) se ha dicho.








MILLION DOLLAR BABY, de Clint Eastwood
Maggie Fitgerald, o sea, Hilary Swinton en un clásico moderno protagonizado y dirigido por el sabio Clint Eastwood. Tras Mystic River, el vaquero de antaño volvía a emocionarnos. Ganó cuatro Oscars y su calidad es indiscutible. Arte clásico, hecho para ver, disfrutar y conservar. Pieza capital.









OLD BOY, de Park Chang-wook
Tarantino y Sitges aplaudieron la audacia de un cuento cruel, a medio camino entre el videoclip y el pulso del thriller estadounidense. La venganza, que se completaría en forma de trilogía (genial Sympathy for lady Vengeance), sigue creando pasiones y vómitos. Pequeño gran fenómeno del cine asiático.








SAMARITAN GIRL, de Kim Ki-duk
Este cronista la ha visto mil veces y sigue enamorado. Samaritan girl trata la relación entre amigas, la adolescencia, la prostitución, la distancia entre padres e hijos o la violencia de una forma sutil, enigmática, atractiva. No sabemos la solución del enigma, pero poco importa. ¿Alguien se añade al grupo de forofos confesos? Ki-Duk en estado puro.



Enero- abril de 2005: tiempo de Óscars, buenos títulos europeos y joyas venidas de Oriente (Ki-Duk hizo duplete con Hierro 3 y Samaritan girl). Los gustos personales han primado en la selección de los títulos: de aquí que La dama de honor, Life Aquatic, Los edukadores o Old Boy superen a El aviador, Closer, Largo domingo de noviazgo, Hotel Rwanda, Descubriendo Nunca Jamás o El secreto de Vera Drake. Otra vez nos hemos enfrentado a una decisión difícil y Asia ha sido la gran triunfadora. Veremos cuántos votos consigue.

El blog era ambicioso y creía que la anterior encuesta tenía el potencial para ser la lista con más votos. Lo hemos logrado: 129 papeletas y un palmarés muy ajustado. En total, las tres encuestas de 2004 han atraído 321 papeletas, una excelente media, nuestro particular récord. Se impone ¡Olvídate de mí! con 58 votos, arropada por los numerosos fans que tiene entre la comunidad bloggera. El segundo puesto ha estado reñidísimo y se ha resuelto in extremis: El bosque con 33 votos. Un empate técnico nos obliga a pasar a la siguiente ronda Los chicos del coro con 32 votos, María llena eres de gracia con 31 (se repitió el caso de El crimen del Padre Amaro) y Mar adentro con 28 menciones (la más alta para un film español, pero un resultado igualmente malo para la grandeza del film). Con estos cinco títulos, la lista del 2004 se amplía a 11 títulos.

Destacar los 9 votos de 2046 (Kar Wai, visto lo visto, no pasará a siguientes rondas) y otro empate de altura: Alta Tensión, Contra la pared y Crimen Ferpecto con 7 votos. El resultado se adecua a las expectativas, pero el film alemán precisaba más puntos. Whisky, por el contrario, se ve perjudicada porque el voto hispano se ha concentrado en María... y Mar adentro. 3 votos pobres, pero muy significativos.

La película de la década está a punto de cerrar su primera etapa, la última con la mecánica antigua. Durante este verano, Cinoscar & Rarities trabajá para ofrecerles unas listas de nivel, aunque el debate será inevitable. La encuesta actual también vislumbra, de momento, un triple empate: ¡a votar para deshacer el embrollo!

Saludos.

1 comentario:

Guillermo Rivas Pacheco dijo...

El hundimiento es una buena película, pero, como has dicho, fría.

Por otro lado entre copas está muy bien y es muy graciosa.