domingo, 26 de abril de 2009

SERIES 15: PADRE DE FAMILIA



a Cristian y a Rafa

No había reparado en Padre de familia hasta que mis dos compañeros de piso, entusiastas e insistentes, llegaron a contagiarme su fascinación por la serie. Pieza fundamental de las sobremesas de La Sexta, la serie es la competidora más notable de Los Simpson, aunque sus formas y temáticas, típicamente yankis, no remiten de forma directa a un público europeo, universal. Es más: las diferencias entre ambas series son tantas y tan variadas que no podemos hablar de dos parejas sinónimas, sino de dos productos complementarios, no commutables y siempre interesantes. Los programadores de La Sexta y Antena 3, seguro que involuntariamente, han creado el perfecto complemento: cuando acaba Homer Simpson empieza Peter Griffin, una perfecta combinación en la que puede verse parte de la evolución y la historia de la televisión, la ficción y la animación contemporánea. En este cambio, las historias han perdido su primacía a favor de las referencias, guiños y homenajes a otras series, talk-shows o elementos de la cultura norteamericana, elementos que a veces se nos escapan. También puede detectarse un embrutecimiento de las tramas, una pérdida de la sutileza, del poder de los símbolos: los diálogos de Padre de familia apuntan directos como flechas y a veces, en su esfuerzo por ridiculizar algo o a alguien, consiguen herir. Padre de familia es mucho más hiperbólica, inflada y exagerada que sus émulos amarillos, un intento brutal de satirizar el american way of life sin complacencias.

La serie peca de ser demasiado directa y su estructura muestra varios gags solapados, una estrategia que funciona pero nunca llega a resultar tan satisfactoria e imaginativa como la de Los Simpson. En esta colección de referencias, merece un apartado especial las citas a películas clásicas y actuales, un ejercicio que el cinéfilo agradece. Esto sirve para justificar que Padre de familia copia muchos elementos de sus precedentes animados, una copia casi necesaria porque la idea inicial de Padre de Familia es pareja a la de, por ejemplo, y salvando las distancias, American Dad. El componente friki, diferencias y semblanzas a parte, ha beneficiado a las series de nueva creación, con lo que productos como Padre de familia se pueden permitir excentricidades, cambios contínuos de guión, chistes de todo tipo y digresiones visuales o argumentales que no reunían las primeras temporadas de los personajes de Matt Groening. Radical, joven y muy adictiva, la serie tiene garantizado su pequeño trono dentro de la historia televisiva. Pese a esto, es difícil (casi peligroso) imaginar una serie venidera más hiriente y gamberra que Padre de familia. El tiempo decidirá.

5 comentarios:

Antonio López dijo...

Padre de familia es una gran serie, aunque como bien dices, muchas de sus coñas nos quedan sin comprender, al ser totalmente yankis. También es verdad que en muchas ocasiones resulta hasta hiriente y desagradable, algo que no sucede en Los simpson. Con todo, es una muy buena serie, divertidísima y con grandes momentos.
Sobre Los Simpsons sólo puedo seguir afirmando que hace años que son pura basura, muy aburridos y absurdos, pero que en sus primeras 10 temporadas (mas o menos), eran brutales.

Jose Barriga dijo...

El poco tiempo libre que tengo lo empleo en el blog, y en el cine, por lo tanto no tengo mucho tiempo para ver estas series. De padre de familia solo he visto como 5 episodios y la verdad me gusta (no tanto como los Simpsons), aunque tiene unos toques muy ácidos que no me agradan del todo. Por cierto Xavier, para cuando tu análisis sobre WILL & GRACE, me encanta esa serie, por un tiempo pensaron en mi casa que era gay (jjjj) por que la veía muy a menudo ajajajjaja que tiempos aquellos.

Por cierto lo conseguiste, estoy revisionando todo de Haneke y ya teniendo mas clara su perspectiva me gusta mucho, ahora estoy leyendo “La Pianista” de Jelinek. Saludos

Mark Rubio dijo...

Padre de Familia...
He de decir q me gusta. Pero vamos... Tampoco me parece la genialidad q muchos dicen, y no me puedo creer como hay gente q dice q es mejor q Los Simpsons...

¡¡¡¡BLASFEMIA!!!!

Como ya dije hace tiempo (creo q usando a Pixar y a Dreamworks, no recuerdo bien), Los Simpsons son Coca COla y Padre de Familia es Pepsi.

Dejando eso de lado, he de aceptar que el capitulo doble, Blue Harvest, el de Star Wars, es la reostia.
xD

Y tanto cine español... cuando una serie española se colara por aqui??
7 vidas o Cuentame bien merecido lo tienen...

y tambien... vale, ninguna mas. Se lo que hicisteis no cuenta como serie de TV xD

un abrazo!

Alec Roivas dijo...

Creo que la comparación de Mark fue escrita en su crítica de Bolt.

Pero respecto a Padre de Familia y a la comparación, considero que Los Simpson y Padre de Familia serían "Pepsi" y Married With Children sería "Coca Cola".

Padre de Familia es una serie ciertamanete transgresora como al inicio fueron Los Simpson, el problema es que la segunda se lleno de mensajes desde su 3° temporada y aunque su calidad era excelente perdia la linea que tanto se esperaba, además las últimas 10 temporadas de Los Simpson son basura.

Siempre he pensado que el humor negro de Padre de Familia se resume en un bizarro chiste donde Peter pregunta a sus amigos:
¿Qué prefieres ser, negro o inválido? la pregunta era transgresora y quizás era un punto menor en la serie.

Lo que a mi me parece una autentica blasfemia es colocar a Los Simpson como la influencia más grande de Padre de Familia cuando la serie era una versión "light" de la serie de Leavitt: Married With Children.

Lamentablemente Married With Children fue infravalorada y totalmente devastada por el público y la doble moral con demandas de sectores feministas o pro-familiares, la serie se mantuvo por su poco presopuesto, con toda su irreverencia, vulgaridad y crítica devastadora al "American Way of Life", lo que ofrecia era una serie sin moralina o discurso, no intentaba fomentar valores o dar a conocer una estilo ejemplar (como Facts of Life o The Cosby Show).

Los Simpson y Padre de Familia pueden ser geniales, pero ambas le deben mucho a la imagen de un tipo decepcionado, derrotado y asqueado de la vida, aquel mítico Al Bundy interpretado de forma perfecta por Ed O'Neil.

Teatro mágico. solo para locos dijo...

buena critica, Para mi siempren han sido un asco padre de familia y american dad, por eso a lo que tu llamas hiperbolico, a esa exageracion, tambien se h ace completamente desagradable su pretension constante en ser ironico , en un humor negro, e inteligente, pero que solo es burdo y cavernicola.

Lastimosamente las ultimas temporadas de los simpson tambien han tomado ese camino, donde los personajes se vuelven cada vez mas esstupidos y las situaciones cada vez mas irreales y las historias vacias. A diferencia de los primeros episodios, donde te reias, y hasta te hacian reflexionar. Por otro lado esta Futurama , esa serie si que es grande para mi, puedo ver los capitulos una y otra vez y reir con su humor inteligente.

saludos