jueves, 16 de abril de 2009

GUÍA DEL CINÉFILO FELIZ

Un poco de humor. Confesiones inconfesables. Todo lo que usted quería saber sobre el cinéfilo y nunca se atrevió a preguntar. Si tú eres un amante del séptimo arte, no pierdas detalle a la siguiente lista (es por tu bien):

1. No confieses que no te gusta el cine de superhéroes. Pueden quemarte en la hoguera.

2. Aunque te guste más Bolt que Wall-e, Mamma Mia! que El caballero oscuro , ocúltalo: no tienes nada que hacer.

3. No te declares fan de algún director con nombre extraño: el colectivo sabe quién es Spielbergh, pero no Park Chan-wook. Vive tu condición de raro en soledad: esta es la mejor forma de tener siempre razón.



4. No recomiendes películas que no sean populares: este es el primer paso para mantener tu círculo de amigos intacto.

5. Aléjate de todos aquellos que se presentan ante tí como cinéfilos. Hay excepciones, pero casi todos acaban decepcionándote. Tú escúchales, asiente y calla: las risas o las lágrimas vienen después.

6. Evita ser loquaz a lo que cine se refiere: te pondrán a prueba, dudarán de tus conocimientos y encontrarán cualquier excusa para eliminar tu mérito. Ser cinéfilo es luchar contra todo, contra viento y marea. Tú resiste: el cine lo vale.



7. Puedes decir tranquilo que te encanta Hitchcock o Kubrick (los clásicos se llevan). Es obligatorio decir que Mamma Mia! no vale nada, que sigues la última serie americana de prestigio (si miras Perdidos, mejor que mejor) y que el cine actual está muy, muy mal. Lo apocalíptico se lleva en época de crisis. Si quieres estar al día, debes hablar mal de Nicole Kidman, Meryl Streep, Almodóvar, el cine español en general, los Oscar, los remakes y las descargas en internet (aunque tú seas su consumidor número uno). Tu entorno lo agradecerá.

8. La tentación es fuerte, pero evita ir al cine con alguien que aprecies. Verás superproducciones que no te gustarán... y a la salida del cine, será muy difícil mentir. Evita el mal trago.



9. Nadie debe saber cuántos dvds tienes o cuánto dinero te gastas en dvds. Eso queda entre tu cuenta bancaria, tus estanterías (recomiendo armarios o muebles especiales) y tú. No pongas los dvds en lugares visibles: quienes vengan de visita querrán verlos (y lo que es peor: tocarán las cajas... algo que nos pone muy nerviosos).

10. Solo puedes dejar los dvds a alguien de mucha confianza: o no te los devuelven o te los traen rallados. Tras la confianza, la hecatombe. Evita disgustos innecesarios.

Si no quieres seguir las instrucciones, tienes una doble alternativa: evita ser como quieren que seas, visionar las películas que las productoras y televisiones quieren que veas. Destroza el cánon y adáptalo. Disfruta; evita las críticas con sorna, las palomitas de colores y los films de Roland Emmerich. Tu salud te lo agradecerá.

8 comentarios:

Grinch dijo...

Jajaja, muy bueno, lo tendré en cuenta. Me he sentido muy identificado con todos los puntos, salvo en el primero, a mí sí que me gustan las pelis de superhéroes. De resto nada que objetar, verdades como un templo (como odio prestar dvds y que tarden en devolvérmelos...).

Un saludo!

Oscar Torrado dijo...

Excelente Post, eso de no recomendar películas que no se han populares me ha pasado mucho a mi....

SERHUMANA dijo...

Jajajjajajaja
y sobre todo, coincido en que no hay que decir cuanto uno gasta en ver películas!!!!!!!!! jajaaajjajajaja Es un secreto, para que no te tilden de loca despilfarradaroa de dinero!!!!!!!!!!
BESOS!!!!!!!!!
P.D.: A los videos que venden los vhs: No sean malos, un poco más baratos!!!!!!!!! jajajjajaja

ArturO dijo...

Que buena lisTa, jaja, cOn esO de recomendar pelicula que no son populares me he llevedo uno que otro chascarrillo.
SaludOs !

Iradai dijo...

Que buena la entrada, jaja, cuantas verdades juntas. Lo de recomendar pelis no populares es cierto, y si encima son antiguas, te miran con cara rara.

Alec Roivas dijo...

Punto #7, una verdad tan cierta como triste, puedes elogiar a Hitchcock o Kubrick, pero no se te ocurra defender algún cineasta nuevo, pues es un insulto a los directores de antaño que muchas veces viven de sus obras maestras....de hace 30 años.

Punto #3, en muchas ocasiones es al revés, para demostrar tu cultura ni se te ocurra elogiar a un cineasta comercial, entre su nombre sea más extraño y sus películas se realizen lo más lejos posible de EE.UU. más culto eres.

Genial post, con cosas que lamentablemente son ciertas y un tanto tristes.

Mark Rubio dijo...

Bueno, seguire tus reglas para ser un cinefilo feliz

VIVA EL CINE, HOMBRE!!

un abrazo!!

ElChapa dijo...

Genial, y muy gracioso y sutil! Nada más para agregar..

Saludos Sospechosos!