domingo, 31 de marzo de 2013

MIS SOUNDTRACKS: AMÉLIE, de Yann Tiersen

AMÉLIE, de Yann Tiersen (Jean-Pierre Jeunet, Francia, 2001)
Palmarés: César a la mejor banda sonora. World Soundtrack Award a la mejor banda sonora del año 2001. Mencionado por la crítica de Phoenix como uno de los mejores soundtracks de su año. Premio Victoire de la musique. Cinoscar Award del blog a la mejor banda sonora original del 2001.
El compositor: Yann Tiersen es un músico y compositor francés de larga trayectoria en conservatorios y dominio de distintos instrumentos. Cuenta con varios álbumes en solitario, el último Skyline (2011), y ha colaborado en distintas producciones cinematográficas como Amélie, su aportación más significativa, y Good Bye Lenin! Su música bebe de la chanson française, el pop experimental, la música clásica y la electrónica.
Reseña: Amélie no sería el gran cuento que es sin su banda sonora, una de las aportaciones musicales más emblemáticas de la primera década del S. XXI. Tiersen se sirve de sus conocimientos en el acordeón, el floklore francés y las obras de los grandes clásicos para diseñar una música naif, etérea, suma de hermosas melodías que describen la curiosidad y el eterno vitalismo del personaje. La música de Amélie es casi la descripción de un estado de ánimo, el 'érase una vez' hecho música. Es imposible quedarse con algunos de sus cortes: todos los tracks se funden en una hora de ritmos envolventes que nos permiten viajar, como el famoso enanito de jardín, por el Montmartre de colores saturados en el que Amélie no deja de soñar. La luz nunca abandona la partitura, a excepción tal vez de los fragmentos que ambientan la investigación de Amélie en busca del 'hombre del fotomatón'. Con un solo pianístico tan sencillo como sublime sentimos la tristeza de la pequeña, y la alegría desaforada explota cuando la heroína ha encontrado su media naranja (inteligentemente Jeunet filma sin música el encuentro para luego insuflar la última nota de color y vida en el último viaje en motocicleta con un Tiersen en estado de gracia). Banda sonora personalísima, pizpireta, alegre. La película nos lleva a la música, y al mismo tiempo oir su música, muy utilizada en infinidad de anuncios publicitarios, implica recordar instantáneamente ese pez cayendo al río o esa pared con el mensaje 'sin ti las emociones de hoy no serían más que la piel muerta de las de ayer'. Una genialidad.
Los mejores tracks: Todos.
Nota: 10


1 comentario:

daniel dijo...

Uff, Amélie tiene una deliciosa, fantástica y espectacular banda sonora. Tan famosa como la película misma :)