miércoles, 26 de mayo de 2010

Crítica A FAVOR del FINAL de LOST (PERDIDOS)

Aviso para navegantes: el artículo contiene spoilers.

Muchos seguidores de Lost habían olvidado que la serie de J.J. Abrams y compañía tenía como máxima prioridad contar las aventuras de unos personajes. Hemos asistido a muchos momentos de acción y tensión, pero nunca debíamos perder de vista la naturaleza calmada y reflexiva (al final humana, como ocurre en cada imagen de la imprescindible A dos metros bajo tierra) de una franquicia que en sus últimos minutos ha reafirmado su condición de círculo casi perfecto. Lost no podía acabar con respuestas porque lo que se insinúa e intuye siempre será mejor que lo que se revela, a sabiendas de que es demasiado fácil caer en el absurdo. El intenso The end de Lost no sólo da sentido a la serie, sino que nos recuerda que, por encima de una misión que cumplir, en la isla había unos héroes dispuestos a emprender riesgos. Nuestros náufragos estaban perdidos en sus existencias y el accidente del mítico Oceanic 815 les dió una oportunidad para abrazar la vida que nunca tuvieron, un mecanismo perfecto para expiar culpas, establecer lazos. El final de Lost funciona a modo de homenaje y clausura: todos los protagonistas se reunen en un tiempo subjuntivo (porque es el espacio-tiempo del deseo, la probabilidad y lo imposible: la guinda de todos los flash-backs y flash forwards anteriores) mientras la guerra termina en la isla del caos. Hugo acabó siendo el elegido, Jack falleció, Kate se quedó con Jack... pero huyó con Sawyer (otra confirmación de que la serie habla de la infelicidad y la redención). Lost ha acabado porque debía acabarse. No hay duda de que el mecanismo argumental de la serie tiene cuerda para otras tantas temporadas... pero la esencia se perdería y estaríamos hablando de otra serie. El maratón televisivo del pasado lunes no es en ningún caso una decepción, sino más bien la posibilidad de enlazar el primer fotograma con el último (truco perfecto para que Lost siga viva).



SOBRE JACOB Y EL HUMO NEGRO

El capítulo The candidate 6x15 nos contó la verdadera naturaleza de Jacob y su reverso negro. Nuestros Caín y Abel, paradigma de los hermanos enfrentados, desconocían a su verdadera madre y la necesidad de dar sentido a sus vidas les llevó a situarse en lados opuestos de un mismo tablero (la dinámica de fe-razón, ficha blanca o negra que la serie ha mantenido durante cien capítulos). Todo tiene sentido: Jacob, como aseguraría dos capítulos después, había elegido a los protagonistas porque eran como él. Jacob diseñó la vida de nuestros protagonistas para que el accidente aéreo fuera posible, pero Jacob es antes un manipulado que un manipulador (algo que comparte con todos los personajes de la serie). Lo mismo ocurre con su hermano bastardo (los paretescos familiares son los ingredientes base del show), con Benjamin (que basó su rutina en la isla bajo una promesa de Jacob que acabó siendo falsa), con Arthur (que obedeció consignas de un falso líder con la esperanza de reencontrarse con su amada), con Locke (quería irse de la isla... y fue engañado por alguien que quería abandonarla), con todos. La isla atrae a sus seres porque todos son víctimas y verdugos. Y si la isla ha requerido (Charlie, Boone, Liby, Ana Lucía, Eko, Charlotte, Faraday, Juliet) y en un futuro requerirá nuevos sacrificios, ello explica que Christian Sheppard le diga a su hijo que 'todos están o estarán muertos'. Perdidos habla de la vida y la isla es cielo, infierno y limbo al mismo tiempo. No considero nada decepcionantes los últimos capítulos: se cuenta y se insinúa lo justo y necesario; se confirma que los guionistas 'sabían qué contar' pero desconocían 'cuánto tiempo necesitarían'. Más vale una buena síntesis que una mala séptima temporada. Y si no les convence The candidate o The end como colofón final, ¿no es la muerte de Sayid, Sun y Jin un gran momento de 'final de temporada'? ¿Cuándo se entenderá que Perdidos es una serie de letras, no de ciencias? Y no: esto no es una cuestión de fe.


COMBINACIÓN GANADORA DE LA LOTERÍA LOSTY


EL FINAL QUE NOS HIZO LLORAR





LA DEMOSTRACIÓN DE QUE ABRAMS NO IMPROVISÓ


LA DEMOSTRACIÓN DE QUE LOST NO TIENE NI TENDRÁ SUCESORA


PERDIDOS PERO CONTENTOS



7 comentarios:

Luis Miguel Coballes dijo...

Magistral, suscribo cada una de tus palabras. Ya empezaba a sentirme lost entre tanta crítica negativa. Reconozco que me emociona el final y ya lo he visto dos veces. Como decía Lindeloff en su twitter se cierra el círculo.He oído comparaciones con los Serrano¿¿¿¿¿???pero estamos tontos ¿o qué?Este es el mejor final de una serie en años y la serie, en conjunto, es YA un clásico.

aaa dijo...

Estoy de acuerdo en algunas cosas que dices. Perdidos es una gran serie y el capítulo final es bueno. Sin embargo, no podemos decir lo mismo de la sexta temporada en general. Tramas innecesarias (un faro y un chino, ¿enserio?) y respuestas decepcionantes. Los flashsideways no aportan nada a la trama y todo lo que cuentan se puede resumir en el 6x01, 6x11 y 6x17; y además las ansiadas respuestas no se dan, pero se responden otras cosas que no necesitaban ser resueltas (en el interior de la isla hay una fuente... vale).
Dicho esto, es innegable que las cinco primeras temporadas son una obra maestra y la sexta ya no, pero esque Perdidos es (o era, que ya se ha acabado :( ) una serie de preguntas, y las respuestas no se le han dado bien. Además, algunos misterios se han resuelto de forma patillera (los susurros son los muertos, Adán y Eva, que en teoría llevaban 50 años allí, no miles de años...) cuando las soluciones de los espectadores eran, cuanto menos, más apasionantes (en el caso de los susurros ellos mismos en el pasado, o Bernard y Rose en el caso de Adán y Eva).

Antara dijo...

Ignoro si tu versión del final de Lost es la misma que la mía, pero a mí también me ha gustado. Como me han gustado muchas de tus palabras en este post. Gracias por abrirle un espacio a esta serie (y a alguna otra) en este blog cinéfilo y por haber aprendido a avisar sobre los spoilers. Una de tantas muestras de lo grande que es Lost. Un abrazo.

Alejandro A dijo...

no puedo estar más de acuerdo, ya he leído y reeleído del final de Lost pero aun así tu crítica corona todas las reviews que he leído, lo que en verdad tengo ganas es de que hables de Six Feet Under!!!, lo espero con ansías!!, saludos!

Anónimo dijo...

para los que critican el final suele ser por incomprension

para verlo sencillo pensad que la RA es el "limbo, purgatorio, precielo, prereencarnacion..." que esta "ahi" y que NO ES PARALELA a lo que hemos visto en la isla en la ultima temporada que eso si es real.

miradlo de esta forma. 6ª temporada lo ocurrido en la isla

7ª temporada - todos muertos, (cada uno cuando le tocase), y paso hacia el "mas alla de la muerte"

hemos visto dos temporadas en una y por ende dos finales. Hugo como jefe, y luego el final de las vidas de todos

http://sombrasdeneon.blogspot.com/2010/05/adios-lost.html

Antonio Godino dijo...

Me he permitido nombrarte a tí y a tu entrada en el segundo aniversario de la desaparición de la serie. ME gustó mucho tu artículo y quería hacer referncia a él. Un saludo

Gracias!!

jose miguel dijo...

Era una gran serie, lastima que terminara, en fin todo lo bueno se va....