miércoles, 2 de mayo de 2018

CRÍTICA | CAMPEONES, de Javier Fesser


Ganar sin humillar
CAMPEONES
España, 2018. Dirección: Javier Fesser Guión: David Marqués y Javier Fesser Música: Rafael Arnau Fotografía: Chechu Graf Reparto: Javier Gutiérrez, Juan Margallo, Luisa Gavasa, Jesús Vidal, Daniel Freire, Athenea Mata, Roberto Chinchilla, Alberto Nieto Ferrández, Gloria Ramos, Itziar Castro Género: Comedia dramática Duración: 125 min. Tráiler: Link Fecha de estreno en España: 06/04/2018
¿De qué va?: El segundo supervisor de un equipo profesional de baloncesto, tras un día desastroso, es obligado a entrenar a un grupo de discapacitados intelectuales durante 90 días. Lo que parece el punto más bajo de su carrera se convertirá en la mayor experiencia de su vida.



La humor español sigue sin tocar techo. Con el recuerdo del fenómeno 8 apellidos vascos todavía muy presente, los tres millones de espectadores de Perfectos desconocidos y el buen funcionamiento de títulos aún en cines como Sin rodeos y La tribu cabe preguntarse hasta cuándo durará la conexión entre el público y nuestra comedia (una relación que, recordemos, siempre ha dado sus frutos pese a algunos altibajos). El entusiasmo se amplía ahora con Javier Fesser, director que ha contado desde sus inicios con el favor de la audiencia, y sus Campeones, una película que conseguirá que en toda tertulia, en las radios y en las barras de los bares, se hable del trato que reciben en nuestra sociedad los discapacitados intelectuales. Fesser se sirve de su humor absurdo habitual para formar una comedia rara, por fondo y por forma. Transita al borde del ternurismo, el buenismo y otros tantos "ismos", pero se las ingenia para que la película nunca caiga en terrenos pantanosos. Es una cinta que despierta adhesiones inmediatas pese a sus dos horas de metraje. Sus personajes tienen las cuotas necesarias "de cómic" y "de realidad" como para que el respetable empatice con lo que ve. Y cuando uno se ha reído de lo lindo (quien escribe, sonreído) con su equipo de baloncestistas rompetechos, la película abre el lacrimal del patio de butacas sin que nadie repare en las estrategias que utiliza el guión para producir tales efectos. Poco importa: Campeones tiene la virtud de educar, entretener y hacer sentir bien a la audiencia, una combinación que, por inusual, casi se diría milagrosa. Si lo dicho se convierte o no en fenómeno sociológico lo sabremos en breve. Fesser, por lo pronto, ya ha ganado, y nosotros con él. Ojalá nadie "queme" la magia de estos Campeones a base de promociones agresivas y elogios exaltados porque la película, en su infinita modestia e inconmensurable humanidad, es lo más simpático que hemos visto en una pantalla grande en muchísimo tiempo.


Para creer (o volver a creer) en la bonhomía de los seres humanos.
Lo mejor: Gutiérrez y su equipo: ¿los veremos en los Goya?
Lo peor: Las subtramas desdibujadas de la esposa y la madre del protagonista.


Escucha nuestra reseña de CAMPEONES en
EL PODCAST DE CINOSCAR & RARITIES: ESPECIAL CINE ESPAÑOL

No hay comentarios: