viernes, 23 de agosto de 2013

OSCARS 2014: BLUE JASMINE, de Woody Allen

BLUE JASMINE, de Woody Allen (EE. UU., 2013)
¿De qué va?: Jasmine ha tocado el cielo y ahora transita los infiernos. Tras una vida acomodada en un matrimonio aparentemente feliz y una mirada aburguesada del mundo, Jasmine cae en desgracia. Sin dinero y sin pareja, la mujer se muda de Nueva York a San Francisco para encontrarse con su hermana menor Ginger, una chica totalmente diferente que no se mueve en los círculos en los que Jasmine se ha movido hasta ahora como pez en el agua. El recuerdo de la Gran Manzana hará que Jasmine entre en una aspiral autodestructiva de discusiones y depresiones.
La clave: Ya hemos perdido la cuenta de qué número ocupa Blue Jasmine en la larga e imprescindible carrera del genio Woody Allen. A efectos de Oscar, la experiencia es un plus, pero no un dato decisivo. Blue Jasmine ha seguido los pasos que ya se produjeron con Vicky Cristina Barcelona y Midnight in Paris, sus últimas oscarizadas: estreno veraniego en los Estados Unidos (el pasado 26 de julio, en Nueva York y Los Ángeles), entusiasmo por parte de toda la crítica estadounidense (unánime recibimiento que la sitúa como la mejor película de Allen desde Match Point) y una voluntad por conseguir que la película sobreviva a la larga y concurrida temporada de premios (Cate Blanchett es fija en todas las quinielas). En Europa la veremos en breve, pero para estar en la Alfombra roja hay que camelarse a los mandamases de Yanquilandia: Blue Jasmine, en definitiva, no podría estar mejor situada.
El director: Admite pocas presentaciones. 23 nominaciones al Oscar (15 como guionista, 7 como director y 1 como actor) que le han reportado 4 victorias, la última por el libreto de Midnight in Paris. Autor que ha tenido sus más y sus menos con Hollywood, al que nunca ha pertenecido realmente, menos todavía en su última etapa definida como un exilio artístico europeo. La Academia respeta a Allen, pero es muy exigente a la hora de repartir candidaturas: sin el esplendor del Allen de los 70 y 80, Blue Jasmine tendrá que pelear mucho para estar en la terna. Allen rehuye todos los saraos promocionales, no recogió su última estatuilla y solo asistió a la gala del Oscar el año posterior al atentado de las Torres Gemelas. El equipo promocional del film trabajará para obrar el milagro: que un intérprete vuelva a estar nominado como protagonista por un film de Allen, algo que no sucede desde la candidatura de Sean Penn por Acordes y desacuerdos.


¿Por qué puede ganar el Oscar?: Allen es un referente que abarca cinco décadas de cine. Los votantes no solo han trabajado en algunos casos con él, sino que han crecido viendo sus películas: los primeros fans, por lo tanto, son los mismos académicos. El film no será mencionado por los gremios técnicos, por lo que todos sus esfuerzos se concentran en categorías interpretativas y los lugares donde Allen históricamente siempre o casi siempre ha conseguido nominación. Blue Jasmine es el regreso del director a los Estados Unidos tras rodar en Londres, Barcelona, París y Roma: sus defensores lo recibirán con los brazos abiertos. Lo más probable es que las posibilidades del film, como ya sucedió con Poderosa afrodita y otras, queden supeditadas a su intérprete destacado, en este caso Blanchett. Blanchett, Oscar por El aviador y nominación por Elizabeth, Diario de un escándalo, Elizabeth: La edad de oro y I'm Not There (estas dos últimas en el mismo año), tiene entre manos uno de las interpretaciones más jugosas de su carrera, la más remarcable desde El curioso caso de Benjamin Button. La Academia se desvive por las interpretaciones vívidas, cercanas al exceso: los desórdenes del personaje de Blanchett son carne de Oscar.


Posibles nominaciones: Película, director (Allen), actriz protagonista (Blanchett), actriz secundaria (Hawkins), actor secundario (Baldwin), guion original (Allen).
Estreno en España: 22 de noviembre 

1 comentario:

Oscar Vela dijo...

Me encanta el cine del maestro Allen... Es un director que, a lo largo de casi 50 años ha rodado muchas películas, unas mejores que otras, pero ninguna mala. Tiene muy buena pinta, además que Blanchet me gusta bastante como trabaja...

Saludos Xavier!