viernes, 15 de febrero de 2013

OSCARS '13: MEJOR GUION ADAPTADO

Los nominados al Oscar al mejor guion adaptado son:


Chris Terrio, por ARGO
A favor: Terrio, como hiciera el año pasado el guion de The Artist, ha escrito una composición que recuerda a Hollywood el valor y la necesidad de hacer cine, una palmadita en la espalda para la industria y para la comunidad votante que será recibida con agrado. Terrio combina además elementos del thriller, el drama histórico y la comedia socarrona que representan algunos de los personajes secundarios, por lo que podría entenderse como el guion más rico en matices del quinteto. Las normas no escritas dicen que la mejor película es también la mejor escrita, y eso afecta incluso en los años en los que ha habido sorpresas (véase la victoria de Crash, tan citada últimamente). Resumiendo: si Argo gana en mejor película, está obligada a imponerse aquí. Que Argo gane banda sonora o sus dos candidaturas de sonido dependerá de hasta qué punto quiera la Academia engrosar el marcador final del film, pero este Oscar entra en la lista de imprescindibles: la categoría de mejor guion adaptado, en definitiva, puede decantar la balanza, y el resultado que tenga aquí el duelo Argo - Lincoln será el mismo que veamos reflejado en el último sobre de la noche. Mientras que el guion de Lincoln tiene que hacer frente a críticas sobre su fidelidad - acierto con los personajes - pasajes que retrata, Argo no tiene estas ataduras, y a la postre es más fácil de valorar y de premiar.
En contra: Terrio es un artista sumamente prestigioso, pero su trabajo de adaptación palidece ante el robusto ejercicio de investigación que han realizado los responsables de su rival directa: la cinta de Spielberg. Si todavía queda gente que piensa que Argo es una americanada vestida de lagarterana (¡servidor!), y aunque la simpatía por Affleck pese como factor decisivo en las premiaciones, la más afectada de todas las bazas con las que cuenta el film será esta. Puestos a creer en imposibles no tan imposibles, ¿por qué no apostar por Argo ganando en solitario o con solo dos estatuillas? De ser así, esta categoría podría quedar en manos del guion más complejo en trabajo y extensión: el de Lincoln.


Lucy Alibar y Benh Zeitlin, por BESTIAS DEL SUR SALVAJE
A favor: En un grupo donde domina la adaptación literaria y la solemnidad histórica, el guion de Alibar y Zeitlin es el más fresco, el más alternativo, la apuesta extraña que precisamente por su singularidad destaca y puede dar el campanazo. Sus diálogos son escasos, pero para muchos están llenos de humanidad y verdad, algo que no puede decirse de los estudiados, poco espontáneos y algo engolados libretos de La vida de Pi, Argo y Lincoln. Un premio aquí para Zeitlin vendría a confirmarlo como una de las promesas más sólidas de Hollywood y compensaría la no nominación de su banda sonora y el premio que no conseguirá en mejor guion. Hace pocos años ya se impuso el guion de Precious superando al favorito y claramente más elaborado libreto de Up in the air: la comunidad negra es sumamente influyente, y si no cala hondo el mensaje anti-esclavista de Lincoln su apuesta será por estas bestias que se reservan un as en la manga.
En contra: A diferencia de sus cuatro contrincantes, este es el guion más anárquico, el más inclasificable. Su fuerza reside más en sus silencios que en sus discursos o diálogos. ¿Cómo valorar, por lo tanto, un libreto tan a contracorriente que ha llegado aquí gracias a la marea de apoyos incondicionales que ha contado el film? Sus dos actores parecen actuar sin un guion de base, algo que dice mucho de cómo es la película pero que aquí puede ser un arma de doble filo: el arte de la palabra de Lincoln o el sentido de la acción narrativa de Argo son en todos los sentidos más complejos. De las cinco citadas aquí, Bestias del sur salvaje es la menos nominada: la certeza de que será de las pocas que se irá de vacío la noche del 24 de febrero pesa como una losa.


David Magee, por LA VIDA DE PI
A favor: Magee abandera el guion más original, un ejercicio complejo: la película es un largo flashback, con partes dialogadas, otras que suceden a una velocidad de vértigo y otras en las que se debe contar mucho con pocos recursos y ningún diálogo (hablamos, claro está, de la larga travesía en altamar con el tigre de Bengala). Magee, vaya, ha hecho un trabajo complejísimo, sumamente medido y delicado. Los que defiendan el film como una delicatessen que enriquece la vista y el alma deberían volcarse con el guion. La sensación de que Magee no ha sido reconocido como merece y de que el resultado final sigue estando abierta a sorpresas realzan esta candidatura. Lee es el gran adaptador de novelas: Sentido y sensibilidad y Brokeback Mountain ganaron en esta categoría y La vida de Pi podría ser la siguiente.
En contra: El film de Lee, pese a sus 11 candidaturas, llega muy debilitada en las categorías llamadas 'principales'. El guion de la película no ha sido galardonado, prueba de que su mensaje y desbordante imaginación no ha calado hondo. Solo una victoria a última hora de La vida de Pi en película y/o director daría alas a David Magee. Normalmente los films de fantasía o ciencia ficción no calan hondo en estos apartados: el drama de tomo y lomo de Lincoln y el thriller de Argo son opciones más digeribles, al menos más coherentes con lo que viene valorando la Academia en las últimas décadas. Tal vez estamos ante el candidato con el libro previo más conocido, dato que resta consistencia a sus posibilidades.


Tony Kushner, John Logan y Paul Webb, por LINCOLN
A favor: Lincoln ha contado con un sinfín de versiones y borradores previas hasta dar el libreto que ha acabado dando la película que todos hemos podido disfrutar en los cines. En su génesis, el guion pasó por tantas manos, sufrió tantos recortes y cambios y representa tan bien el trabajo en equipo que es escribir un material para la gran pantalla que nadie puede quitarle la banda de favorita. Más que otra propuesta, Lincoln se sustenta en la palabra en todas sus formas: monólogos, diálogos, intervenciones políticas, anécdotas históricas... Además, el guion de Lincoln refleja el lado personal y profesional de un mito: hay que reconocer que el reto era sumamente difícil y que Kushner, Logan y Webb han pasado el examen con nota. Hablamos de tres nombres muy reputados, de probada solvencia ante el papel en blanco. Si a Lincoln le quedan incondicionales, la 'x' de la papeleta en este apartado está garantizada. Los actores muchas veces no votan al mejor guion sino aquel que querrían haber recitado en un plató: el SAG de Argo y el carácter coral de Lincoln y El lado bueno de las cosas demuestra, en resumen, el orden de prioridades de la categoría.
En contra: Precisamente por ser el libreto más discursivo sorprende que las distintas premiaciones previas hayan apostado por Django desencadenado (en aquellas en las que se valora el 'mejor guion', sin distinciones) y por Argo (estrictamente en 'mejor guion adaptado'). Respecto el guion de Lincoln no hay medias tintas: uno puede poner más o menos en duda el final 'zen' de La vida de Pi, los giros de Argo o la supuesta agudez de El lado bueno de las cosas, pero con Lincoln la opinión quedará más polarizada, de forma que los que no voten por ella en mejor película pueden pensar que su guion es demasiado denso y lánguido, un peligro en una industria que no pierde de vista el factor 'diversión' y 'popularidad'. Aunque ha sido menos atacado que el La noche más oscura, si volvemos a los libros de historia podríamos, si nos empeñamos, desmontar casi de cabo a rabo el guion del film. Tenemos el pálpito que el guion de Lincoln hubiese sido premiado un par de décadas atrás, pero en pleno 2013 el cine añejo y alambicado que encarna la película no le beneficia. Además, dudamos que los no norteamericanos sientan pasión por los vericuetos histórico-bélico-político-familiares que retrata el film.


David O. Russell, por El lado bueno de las cosas
A favor: ¿Se rieron con sus frases? ¿Aplaudieron su inteligente trazo de personajes? ¿Piensan que su happy end no desluce la chispa de casi cada una de las líneas de su guion? Pues la Academia cree que sí. Russell reserva todas sus velas y estampitas en esta categoría, a la espera de que el tigre de Pi se quede en la jaula y que el rifi-rafe entre los dos favoritos haga reflotar este canto al optimismo, a la familia, al deporte, al 'ser yanki' y al 'ver el vaso medio lleno en tiempos de locura y crisis'. ¿Sus puntos fuertes? Los tejemanejes de los Weinstein, que en las categorías de guion se repartirán de forma salomónica: aquí promocionarán a Russell y en original a Tarantino. El apoyo de los actores, que puede dividir sus amores entre Argo, Lincoln y El lado bueno de las cosas dándoles respectivamente película, director y guion adaptado. El cariño que despierta la novela inicial, que ahora muchos están descubriendo.
En contra: El Oscar, en todo caso, iría para Russell, persona non grata que muchos borraron de su agenda hace bastante tiempo. Hablamos de una comedia, género típicamente poco presente en mejor guion: en este sentido el lado juvenil y descarado de El lado bueno de las cosas no ha acabado de imponerse en esta categoría a lo largo del año como lo hizo en su momento Juno, por ejemplo. Y aunque muchos vemos en ella el destello de ingenio de previas ganadoras como Alguien voló sobre el nido del cuco pasando por la época dorada de la comedia del Old Hollywood, no parece que vaya a ser la vencedora en la foto finish. El reciente Bafta que recibió la semana pasada podría ser un indicador de por dónde irán los tiros, pero el blog cree que esa mención es una compensación por no premiar a Lawrence y por considerar el film en tan solo 3 categorías. Los Bafta dejan otra pista: seguramente el voto europeo, latino y satélite remará en otras direcciones.


QUINIELA DE LOS LECTORES (172 votos)
1. Chris Terrio, por ARGO (68 votos, 39%)
2. T. Kushner, J. Logan y P. Webb, por LINCOLN (50 votos, 29%)
3. David O. Russell, por EL LADO BUENO DE LAS COSAS (34 votos, 19%)
4. David Magee, por LA VIDA DE PI (12 votos, 6%)
5. L. Alibar y B. Zeitlin, por BESTIAS DEL SUR SALVAJE (8 votos, 4%)
QUINIELA DEL BLOG
1. Chris Terrio, por ARGO
2. T. Kushner, J. Logan y P. Webb, por LINCOLN
3. David O. Russell, por EL LADO BUENO DE LAS COSAS
4. David Magee, por LA VIDA DE PI
5. L. Alibar y B. Zeitlin, por BESTIAS DEL SUR SALVAJE 

Y si el blog votase...
1. T. Kushner, J. Logan y P. Webb, por LINCOLN
2. David O. Russell, por EL LADO BUENO DE LAS COSAS
3. David Magee, por LA VIDA DE PI
4. Chris Terrio, por ARGO
 5. L. Alibar y B. Zeitlin, por BESTIAS DEL SUR SALVAJE


2 comentarios:

UGGO dijo...

Es que perder este Oscar "Lincoln" sería un robo total!

Total si quieren premiar "Argo" con el de peli y montaje y ya, de hecho solo montaje es el que más merece.

Aunque "Up in the Air" perdio contra "Precious"...en todo caso, si hay sorpresa quisiera que fuera la de "las Bestias" por que a dierencia del resto, esta logra capturar en cine lo que se llama "realismo mágico".

Pero nada, ese Oscar debería ser para "Lincoln" a falta de la peli de Stephen Chbosky.

Alí Reyes H. dijo...

ARGO se va a llevar "Mejor guión adaptado" y "Mejor película". Lo que se va a ver no se discute.