martes, 2 de noviembre de 2010

PARANORMAL ACTIVITY 2 2 / 10

Paranormal Activity fue una película interesante. No precisamente por su estética desaliñada. No por sus escasos recursos. Tampoco por las interpretaciones de su pareja protagonista. La memoria nos llevó a El proyecto de la bruja de Blair, más recientemente a la brutalidad del piso de REC, por lo que Paranormal Activity ya no nos cogió desprevenidos. Lo bueno de esa película era la capacidad de crear una atmósfera turbia sin recurrir a las premisas del género. Paranormal Activity podía leerse como una cinta casera, tan chistosa como terrorífica. Los personajes de Paranormal Activity no se tomaban en serio a sí mismos, y su empeño por filmar los ruidos, movidas de puertas y otras rarezas tenían cierta gracia. Esa dualidad cachonda y seria era lo que convertía a Paranormal Activity en una rareza estimable, totalmente consciente de sus carencias pero también orgullosa de sus logros, concentrados en una media hora final impecable. A Paranormal Activity 2 le falta ese humor que humanizaba la primera entrega. La secuela se toma demasiado en serio a sí misma. Si la anterior iba descaradamente a su bola y atrapaba por los diálogos de sus personajes y sus contínuas excentricidades, Paranormal Activity 2 es hierática y anodina. Toda su chicha está en esperar el clímax final; y cuando éste llega, los efectillos de feria sólo causan el espanto de lo que es malo y falso. Toda ella es una tomadura de pelo. Y al volver a la pareja de la primera parte, uno desearía maldecir a los responsables de una 'cosa' que sabe a 'estirar el éxito al máximo'. Unos preferirán ésta porque coloquialmente 'no nos quiere vender la moto', pero personalmente prefiero un mentiroso con gracia que me entretenga. Paranormal Activity 2 sólo es insoportable porque aburre hasta la saciedad. No es el título idóneo para ostentar el mejor estreno de un film de terror en los Estados Unidos. Y mucho menos estamos ante la película de este Halloween. Y nada de terceras partes: la primera, sin ser una obra maestra, es insuperable.

3 comentarios:

albertaco dijo...

No esperaba menos de esta secuela, de exo la una ya era insuficente, la dos ni me atrevo a verla, a ver si me dejas algun comentario en el blog, los exo de menos, saludos Xavi!!!

Pabela dijo...

Concuerdo en que la dos ya era como demasiado! La uno funcionó hasta cierta medida justamente porque tenía esa mezcla extraña que dices, pero si ahora se la quieren tomar en serio ni me gastaré en verla!

pender dijo...

La primera no me gustó demasiado, y no llama la atención para nada esta segunda parte.
Otra nota del cineranking:
- Noche y dia: 7