jueves, 8 de noviembre de 2012

OSCAR RANKING: LAS 20 CANCIONES QUE MERECÍAN ESTAR NOMINADAS AL OSCAR (PARTE 2)

Terminamos nuestro repaso a las mejores canciones no nominadas al Oscar de los últimos años. Tras la primera parte, ahora toca completar el ranking y desvelar los primeros puestos. Las mejores canciones injustamente ninguneadas en los Oscar son las siguientes:


10. TIME ENOUGH FOR TEARS, de Andrea Corrs (In America)
En un top 10 claramente irlandés, nada mejor que empezar con The Corrs. Bono escribió la preciosa Time Enough For Tears para In America, film de Jim Sheridan nominado a 3 Oscar. La canción no llegó a pisar la alfombra roja y se quedó como una de las canciones emblema del álbum Borrowed Heaven. Hubiera sido una nominada excelente y nos hubiera brindado un momento estelar en la gala de los Oscar.



9. A LOVE THAT WILL NEVER GROW OLD
de Emmylou Harris (Brokeback Mountain)
Al rifirrafe eterno entre los films de Haggis y Lee se le suma su propia copia en mejor canción. Sí señores, ver para creer. La Academia nominó a In the Deep, una bella canción que sonaba al final de Crash. Pero... ¿adivinan? A Love That Will Never Grow Old, la canción que ambientaba los créditos de Brokeback Mountain, ni estuvo nominada pese a llevarse el Globo de oro a casa. ¡No fair! No deja de ser curioso que premiasen la banda sonora de Gustavo Santaolalla y con esta gran canción no tuviesen ninguna compasión. Con los académicos nunca se sabe... ¿Será que la canción les recordaba las partes más incómodas (ergo... bellas) de la película?


8. SINÉAD O'CONNOR
La carrera de Sinéad O'Connor es tan inestable como la silueta del Dragon Khan, y a estas alturas a nadie pilla por sorpresa sus mil y un cambios de imagen (a cada cual peor), su última excentricidad narrada vía internet o su último ingreso por la enfermedad mental que padece. A la Academia le gustan las irlandesas más místicas y menos reivindicativas a lo Enya con su May It Be salido de la comarca Hobbit. Sinéad puede ser la rara más rara del reino: sus fans seguimos defendiéndola. Por eso ver que no nominaron a You Made Me The Thief Of Your Heart, temazo escrito por Bono para el film En el nombre del padre, enfada. Y este año nuevo desplante: la preciosa Lay Your Head Down sonaba en Albert Nobbs y en la terna de candidatas al premio no hubiera desentonado. ¿A la Academia no le gustan las estrellas del rock atormentadas y difíciles? ¡Oh!



7. SONG OF THE HEART, de Prince (Happy Feet)
Prince es una eminencia en el pop y parece que eso te convierte directamente en carne de Globo de oro. Again, la ganadora al Globo de oro, antaño la misma que se imponía en los Oscar, difería de los gustos de la Academia. Song of the heart no será ningún hit, pero tiene un ritmillo pegadizo que la convierte en placer culpable de ipod. Placer culpable de este blog desde el momento que se estrenó la película. Incomprensible que la canción que los pingüinos bailaban a coro en la escena más graciosa del film pasase inadvertida para los académicos.


6. COME WHAT MAY, de David Baerwald (Moulin Rouge)
Toda la banda sonora de Moulin Rouge estaba compuesta de canciones adaptadas menos esta Come What May, titulada así en honor a un fragmento de Macbeth de William Shakespeare. Nicole Kidman y Ewan McGregor cantaron esta pieza preciosa subidos a los tejados de un París nocturno. Nominada al Globo de oro e incomprensiblemente ninguneada en los Oscar. Nada explica que nominasen I move on de Chicago, que aparecía solo en los títulos de crédito del film, y no a esta canción que sí tiene un peso importante en la historia. Rarezas de la Academia.



5. MARY J. BLIGE
Cantando neoyorkina de R&B, Mary J. Blige ha intentado poner música en los últimos Oscar sin éxito. De la debacle de este año la máxima perjudicada fue The living proof (video), canción que sonaba en el inolvidable final de Criadas y señoras. Pero hay más. Never gonna break my faith, dúo con Aretha Franklin del film Bobby era una pieza de iglesia evangélica de lo más atractiva, y I can see in color de Precious no supo aprovechar el éxito del film entre los votantes. Vaya, que hubo un tiempo en que los Oscar fueron de modernos y premiaron el descarado rap de It's Hard Out Here For A Pimp. Inexplicable que el black power no haya hecho acto de presencia en mejor canción.


4. IF YOU LOVE ME , de G. Hansard y M. Irglová (Once)
Once fue la película irlandesa muy pequeña que gracias al boca-oreja llenó salas con buena música, una historia de amor preciosa y buenos sentimientos. Falling Slowly es la ganadora al Oscar a la mejor canción más vitoreada de la década, pero si los soundtracks de Encantada y Tiana y el sapo tuvieron más de una nominada, ¿por qué no valorar alguna de las piezas del soundtrack de Once? Puestos a elegir una nos quedamos con If You Want Me, lógico segundo single de una banda sonora que parece y es un cd con todas las de la ley.



3. THE WRESTLER, de Bruce Springsteen (El luchador)
La última canción del álbum Working on a dream del Boss era The Wrestler, una letra redonda que describe a la perfección el personaje que da vida Mickey Rourke en El luchador. El señor Springsteen ya sabe qué es ganar el Oscar gracias a Philadelphia, aunque para un cantautor de su talla una única estatuilla sabe a poco. Ese año la Academia se obsesionó por los ritmos indios de Jai Ho y O Saya de Slumdog Millionaire, y este blog ya prefería la tercera nominada Down to Earth de Peter Gabriel por Wall-e. Una pena porque la canción vale la pena incluso más que la propia película.


2. GUARANTEED de Eddie Vedder (Hacia rutas salvajes)
El vocalista de Pearl Jam compuso una exquisita banda sonora para el curioso film dirigido por Sean Penn. Guaranted ganó el Globo de oro y la Academia pasó olímpicamente de la película. Una pena porque estamos ante uno de los soundtracks más inusuales, valientes y originales del reciente 'panorama musical cinematográfico'. La rabia que destilan las letras y los acordes de guitarra de piezas como Hard Sun, la nostalgia melódica de Society o la energía rock de Far Behind son una delicia. Vedder editó pocas copias del soundtrack y a este blog le consta que muchos amigos fans de Vedder se las han visto y revisto para conseguir el álbum vía Ebay y otros portales. Una obra maestra ausente en los Oscar.


1. MADONNA
No. El Oscar a los compositores de You must love me de Evita no es suficiente. La reina del pop ha sufrido mil y un deslices en los premios de la Academia aunque sea una habitual en los Globos de oro. Cómo olvidar los ninguneos de This used to be my playground del film A league of their own (1992), la I'll Remember de la película With Honors (1994) o la 'bondiana' Die Another Day (2002, incluida en su álbum American Life). Incluso Masterpiece de W.E., film que la propia Madonna dirigió, se quedó fuera del Oscar al no ser la primera canción que suena en los títulos de crédito (la tenemos en el tracklist de Mdna). Y en el vídeo, Beautiful Stranger, canción que hizo bailar al mismísimo Austin Powers.

6 comentarios:

El Cinéfago dijo...

Corríjanme si me equivoco, pero Madonna nunca ganó el Oscar por Evita, sino que fue Tim Rice, autor de la canción. Ella solamente la interpretaba.

Xavier Vidal dijo...

El Cinéfago: sí, estás en lo cierto. Por eso Madonna está en la primera plaza, porque en otras canciones sí fue compositora, y por lo tanto el Oscar podía ser suyo. El de W.E. es el último caso.

Saludos!

JC dijo...

¿Donde esta "The Rose"? Bette Midler se hubiese colado en tu lista

JC dijo...

Otra cancion que me hubiese gustado ver en tu lista es "Put the blame on Mame" de Gilda. La escena con la cancion de por si nomas es emblematica.

Xavier Vidal dijo...

JC: Para todos los posts del Oscar Ranking tenemos en cuenta los últimos veinte años de premios Oscar (de la década de los 90 hasta la actualidad). Eso explica que no se hayan considerado canciones anteriores. Además, no merecen estar en el mismo ranking clásicos como los que citas con piezas más actuales.

Saludos!

Anónimo dijo...

'Come What May' no fue ignorada en la Academia, simplemente no cumplió una de sus normas para la categoría. La canción fue escrita para la película anterior de Baz Luhrman (Romeo+Juliet), pero no se llegó a utilizar. Las normas dicen expresamente que la canción debe haber sido escrita EXPRESAMENTE para la película en cuestión, y como 'Come What May' no fue escrita para Moulin Rouge, no fue elegible. Los Globos de Oro no tienen esta norma y piden simplemente canción original (en cierto modo fue original ya que aunque se hubiese escrito para otra película, no se llegó a escuchar).