lunes, 29 de febrero de 2016

OSCARS 19: SPOTLIGHT (2016)


Eran las 6 de la madrugada (hora española) cuando Morgan Freeman, al abrir el sobre del Óscar a la mejor película, dio el giro más inesperado de los últimos años. Spotlight se imponía con sólo 2 estatuillas (mejor película y guión original), el primero y el último galardón de la noche. Para encontrar un caso similar hay que remitirse al año 1952 y a la victoria de El mayor espectáculo del mundo. Sin duda, la resolución más emocionante desde que una década atrás se impusiera Crash a la favorita Brokeback Mountain. Tras una temporada de premios caótica (el PGA defendió La gran apuesta, y los Globos de oro y los Bafta fallaron en favor de El renacido), Spotlight se impuso como la película del consenso. El voto preferencial de los Óscar provoca un efecto colateral evidente: no sólo gana el film con más seguidores, sino aquel que reúne menos detractores. Spotlight brilló como ya hiciera en los Critics Choice, los Independent Spirit y los SAG. Pero la noche dejó muchos más datos y momentos para el recuerdo: los comentamos a continuación.

Writing's on the wall, mejor canción por Spectre.

1. #OSCARSSOWHITE: La polémica surgida por la ausencia de intérpretes afroamericanos en la terna de los Óscar tuvo sus consecuencias antes y durante la gala del domingo 28 de febrero. Hubo reivindicación, pero la sangre no llegó al río. Chris Rock, presentador del show, convirtió el tema en el leitmotiv de todas sus intervenciones. Con todo, Rock optó por el humor sano, la conciliación y la reflexión, una opción inteligente y un ejemplo de fair play que fue aplaudido por unos y por otros. La sombra del boicot y del racismo se disipó en favor de todos, y sobre todo del cine. En uno de los sketches más célebres, Rock entrevistaba espectadores negros para saber su opinión de las 'películas blancas', mientras que en otro vídeo apelaba a un juego de palabras para realizar un Black History Minute... protagonizado por el actor 'blanco' Jack Black. En resumen, un buen trabajo de Rock, fiel a su gamberrismo moderado. Le sobraron estridencias, pero se armó de los suficientes recursos como para salir airoso de las críticas. No descartamos la posibilidad de que repita como 'host' en un futuro cercano. 

DiCaprio e Iñárritu, recompensados por El renacido.

2. MOMENTAZOS: La gala de los Óscar 2016 nos dejó diferentes escenas para el recuerdo. El auditorio se puso en pie en tres ocasiones: para recibir al Vicepresidente norteamericano y para corear el premio de Ennio Morricone y Leonardo DiCaprio. El primero, una leyenda viviente. El segundo, un icono del cine que consiguió el oro en su quinto intento. La aparición en el escenario de los androides de Star Wars: El despertar de la fuerza y su guiño a John Williams ya figura en los anales de los Óscar. El grafismo de la gala se adaptó a los tiempos de twitter: los agradecimientos de los premiados se redujeron a 45 segundos y cada ganador aportó una lista de citados que apareció en el margen bajo de la pantalla. DiCaprio recordó en su discurso la necesidad de preservar nuestro ecosistema, Sam Smith defendió la comunidad LGBT y diferentes nominados enarbolaron con elegancia distintas causas. Además, diferentes rótulos indicaban los datos más relevantes de los presentadores de los distintos apartados. Ya se sabe: los Óscar son una pieza importante de la industria y se trata de vender a actores y películas como si fueran productos. Objetivo conseguido.

Chris Rock, de blanco impoluto y humor 'muy negro'.

3. BUEN SABOR DE BOCA: Los 210 minutos de gala resultaron más dinámicos que en otras ocasiones. Si bien la Academia no ofreció un espectáculo visualmente novedoso, los excelentes vídeos de nominados unieron la emoción necesaria con el didactismo de rigor. La alfombra roja no dejó looks despampanantes, pero tampoco vestidos de espanto: los flashes los copó el rojo 'furioso' de Charlize Theron, el vestido largo con tonos azules de Cate Blanchett o los atuendos de Naomi Watts, Rooney Mara o el verde escotado de Saoirse Ronan. Mad Max: Furia en la carretera se convirtió en la ganadora numérica (6 premios) y consagró su importancia en el cine contemporáneo, como hiciera en el pasado Gravity. Iñárritu hizo historia al ganar el Óscar al mejor director dos años seguidos, y Lubezki sumó tercer Óscar consecutivo. Internet se colapsó con el Óscar de DiCaprio y el boom de Spotlight se convirtió en trending topic. En definitiva, un buen sabor de boca general: hubo emoción, hubo buen cine y la popularidad de algunas de las nominadas animó la temporada de galardones fuera de los ámbitos blogueros. Spotlight logró un hito que no se repetía en 64 años: que los Óscar, unos premios casi siempre postizos, valoren el cine mayúsculo por encima de la aritmética es un hecho que hay que celebrar. 

Charlize Theron y Emily Blunt, las primeras presentadoras de la noche.

Lo más... emocionante: El Óscar a Ennio Morricone. Habló en italiano y se puso al público en el bolsillo. Tarantino no estaba en el patio de butacas, pero estamos seguros que lloró de alegría.
Lo más... español: Paco Delgado, nominado por el vestuario de La chica danesa, se quedó sin el Óscar. Con todo, los elogios de Tom Hooper hacia el canario hacen pensar que volverán a colaborar en un futuro.
Lo más... hispano: El Óscar al mejor corto animado para el chileno Historia de un oso. Además, Sofia Vergara habló en español antes de entregar el premio a la mejor cinta de habla no inglesa a la húngara El hijo de Saúl.
Lo más... irreconocible: Whoopi Goldberg, con bastantes kilos de más y sus gafas y rastras habituales. En la alfombra roja defendía la francesa Mustang y recordaba el boicot que sufrió treinta años atrás El color púrpura.
Lo más... caliente: Los 26 grados centígrados que se registraron en la alfombra roja, aumentados por el calor de los flashes y de la multitud. Esta vez, no hubo riesgo de lluvia y la red carpet fue muy primaveral.

Los tres Óscar de El renacido. ¡Viva México!

Lo más... vertiginoso: Las cifras de la gala. 750 invitados del público a pie de alfombra, medios acreditados de 130 países distintos en el backstage, más de 3.000 asistentes a la gala y distintas cenas millonarias para las fiestas posteriores al show. Todo a lo grande.
Lo más... fotografiado: La entrada en el Teatro Dolby de los maletines que contenían los sobres de los ganadores. Sólo dos notarios sabían el palmarés horas antes del evento.
Lo más... escandaloso: La bolsa de regalos que recibieron los distintos nominados, valoradas en 200.000 dólares por cabeza. El kit incluía chocolatinas personalizadas, bonos de hotel y operaciones de cirugía estética. Excentricidades de Hollywood.
Lo más... sorprendente: El Óscar a los mejores efectos especiales para Ex Machina, superando los delirios visuales de Mad Max: Furia en la carretera y El renacido.
Lo más... friki: El oso de El renacido aplaudió en la platea el clip de la película. Se trataba, claro está, de un hombre disfrazado cual oso de peluche. La risa era inevitable.

Jack y Rose, DiCaprio y Winslet, celebrando la victoria de Leo.

Lo más... customizado: La chaqueta de la ganadora del Óscar al mejor vestuario por Mad Max, luciendo la icónica calavera de la película.
Lo más... cuestionable: Que las canciones de Racing Extinction y La juventud no fueran cantadas en directo en la gala. Anthony and the Johnsons mostraba su enfado en redes sociales, y con razón.
Lo más... curioso: El orden de los premios: se empezó con los guiones, siguieron los apartados técnicos y clausuraron el show los 'gordos' habituales. La escaleta de la gala estaba hecha a conciencia para preservar el misterio hasta el último segundo. 
Lo más... confuso: Patricia Arquette, con sus gafas bien puestas, tuvo que leer varias veces en voz baja el nombre del ganador al mejor actor de reparto. ¿Esperaba que ganara Stallone? ¿Tenía las lentes sucias? ¿Nervios del directo?
Lo más... cariñoso: Las lágrimas sinceras de Kate Winslet al ver a su amigo Leonardo DiCaprio con el premio. Ella no pudo repetir victoria por Steve Jobs.

Larson abraza al pequeño Tremblay al recibir el Óscar a la mejor actriz.

Lo más... divertido: El pequeño Jacob Tremblay enseñando sus calcetines de La guerra de las galaxias a los periodistas. El séptimo episodio de la saga se quedó sin premio.
Lo más... histriónico: La actuación de Lady Gaga, derroche de exageración y sentimentalismo para recordar a las víctimas de abusos sexuales. Su tema se quedó sin la estatuilla.
Lo más... insulso: Las preguntas estúpidas de los presentadores de la ABC a los nominados a pie de alfombra. ¡Viva el cliché!
Lo más... injusto: Carol se fue de vacío, coronando una temporada de premios no demasiado generosa con el film de Haynes. Que nadie se eche las manos a la cabeza: el tiempo la convertirá en clásico.
Lo más... sincero: Alicia Vikander confesando que había desayunado tortitas y comida 'basura' para escándalo de su estilista. Eso sí: no soltó prenda de su supuesta relación con el también nominado Michael Fassbender.

Cate Blanchett entregó el Óscar al mejor vestuario. Ganó Mad Max: Furia en la carretera

Lo más... contento: El rostro de Michael Keaton, exultante al salir al escenario junto al reparto de Spotlight. Celebraba por segundo año consecutivo el Óscar a la mejor película.
Lo más... familiar: El Óscar al mejor montaje de Mad Max: Furia en la carretera para la esposa del director. Seguro que la derrota en el apartado de realización no le ha sabido tan amarga a Miller.
Lo más... recurrente: Los chistes, memes y tweets sobre el ego de Iñárritu y el premio de DiCaprio. El cachondeo twitero ha sido de antología.
Lo más... hooligan: Las 'quedadas' que tuvieron lugar en ciudades como Barcelona y Madrid para celebrar el Óscar de DiCaprio en plazas públicas. ¡Nada que envidiar a las celebraciones deportivas más 'fans'! 
Lo más... operado: El rostro de Jennifer Jason Leigh, menos inexpresivo y maquillado que en su aparición en Los odiosos ocho.

El equipo de Spotlight, presumiendo de Óscar.

Palmarés de la gala: LINK
Crítica de Spotlight: LINK
Todos los posts de LOS ÓSCAR 2016: LINK

LXXXVIII PREMIOS ÓSCAR 2016 | PALMARÉS


Ritmo ágil, palmarés con sorpresas y un Chris Rock que se ha reído con inteligencia y 'fair play' de la ausencia de negros en la terna de nominados. Spotlight, con sólo 2 Óscar, se convierte en una de las ganadoras con menos premios en su haber (para ver un caso similar, hay que remitirse a los años 40 y Rebeca o a los 50 y El mayor espectáculo del mundo). Mad Max: Furia en la carretera ha barrido en categorías técnicas: ha sumado 6 oros. El renacido se conforma con 3, pero todos ellos históricos: DiCaprio recibe por fin su medalla, Iñárritu se convierte en el tercer director con dos Óscar consecutivos a la mejor realización y Lubezki se convierte en el primer artista en ganar tres años seguidos el rubro de mejor fotografía. En breve podréis leer el análisis completo de la gala en el blog.

Lee nuestra CRÍTICA de SPOTLIGHT aquí: LINK


Mejor película: SPOTLIGHT

Mejor película de habla no inglesa: EL HIJO DE SAÚL (Hungría)


Mejor película de animación: DEL REVÉS (INSIDE OUT)

Mejor película documental: AMY (LA CHICA DETRÁS DEL NOMBRE) 
  
Mejor director: Alejandro G. Iñárritu, por El renacido


Mejor actor protagonista: Leonardo DiCaprio, por El renacido


Mejor actriz protagonista: Brie Larson, por La habitación


Mejor actor secundario: Mark Rylance, por El puente de los espías


Mejor actriz secundaria: Alicia Vikander, por La chica danesa

Mejor guión original: Spotlight

Mejor guión adaptado: La gran apuesta

Mejor montaje: Margaret Sixel, por Mad Max: Furia en la carretera


Mejor fotografía: Emmanuel Lubezki, por El renacido


Mejor banda sonora original: Ennio Morricone, por Los odiosos ocho


Mejor canción original: Writing's on the wall, de Spectre

Mejor dirección de producción: Mad Max: Furia en la carretera

Mejor vestuario: Jenny Beavan, por Mad Max: Furia en la carretera

Mejor maquillaje y peluquería: Mad Max: Furia en la carretera


Mejor sonido: Mad Max: Furia en la carretera

Mejores efectos sonoros: Mad Max: Furia en la carretera

Mejores efectos visuales: Ex Machina

Mejor cortometraje: Stutterer

Mejor cortometraje animado: Bear Story

domingo, 28 de febrero de 2016

SEMANARIO 100 | LOS POSTS DE LOS ÓSCAR 2016

Resumimos en un solo post todos los artículos que Cinoscar & Rarities ha dedicado a los Premios Óscar 2016. Mañana estará disponible en la página en análisis completo de la gala. ¡Feliz noche de Óscars!


ÓSCARS 2016: QUINIELA NOMINACIONES
 ÓSCARS 2016: NOMINACIONES
ÓSCARS 2016: QUINIELA PALMARÉS
GLOBOS DE ORO 2016: PALMARÉS
SAG 2016: PALMARÉS
CINERANKING ÓSCARS: TOP 10 DE LOS LECTORES


Crítica: 45 AÑOS, de Andrew Haigh
Crítica: BROOKLYN, de John Crowley
Crítica: CAROL, de Todd Haynes 
Crítica: CINCUENTA SOMBRAS DE GREY, de Sam Taylor-Johnson
Crítica: CREED. LA LEYENDA DE ROCKY, de Ryan Coogler
Crítica: JOY, de David O. Russell
Crítica: LA CHICA DANESA, de Tom Hooper
Crítica: LA GRAN APUESTA (THE BIG SHORT), de Adam McKay
Crítica: LA HABITACIÓN (ROOM), de Lenny Abrahamson
Crítica: LA JUVENTUD (YOUTH), de Paolo Sorrentino
Crítica: LOS ODIOSOS OCHO, de Quentin Tarantino
Crítica: SPOTLIGHT, de Thomas McCarthy
Crítica: STAR WARS: EL DESPERTAR..., de J. J. Abrams
Crítica: STEVE JOBS, de Danny Boyle
Crítica: THE HUNTING GROUND, de Kirby Dick
Crítica: TRUMBO, LA LISTA NEGRA DE..., de Jay Roach


Crítica: EL ABRAZO DE LA SERPIENTE, de Ciro Guerra (Colombia)
Crítica: EL HIJO DE SAÚL, Lázló Nemes (Hungría)
Crítica: KRIGEN (A WAR), de Tobias Lindholm (Dinamarca)
Crítica: MUSTANG, de Deniz Gamze Ergüven (Francia)
Crítica: THEEB, de Naji Abu Nowar (Jornadia)


Crítica: ANOMALISA, de Charlie Kaufman y Duke Johnson
Crítica: DEL REVÉS, de Pete Docter y Ronnie del Carmen
Crítica: EL NIÑO Y EL MUNDO, de Alê Abreu 
Crítica: EL RECUERDO DE MARNIE, de Hiromasa Yonebayashi
 Crítica: LA OVEJA SHAUN, de Richard Starzak y Mark Burton


Crítica: AMY (LA CHICA DETRÁS DEL NOMBRE), de Asif Kapadia
Crítica: CARTEL LAND, de Matthew Heineman
Crítica: WHAT HAPPENED, MISS SIMONE?, de Liz Garbus
Crítica: WINTER ON FIRE, de Evgeny Afineevsky

sábado, 27 de febrero de 2016

QUINIELA | LXXXVIII PREMIOS ÓSCAR 2016



A muy pocas horas para que dé comienzo la gala número 88 de los Premios Óscar de la Academia de Hollywood, Cinoscar & Rarities cierra la temporada de premios con su QUINIELA y preferencias de cara al palmarés. El renacido con 6 premios y Mad Max: Furia en la carretera con 4 serían las grandes ganadoras de esta edición. En los próximos días podréis leer en el blog una crónica pormenorizada de todo lo que acontezca la madrugada del domingo al lunes. 

Mejor película: EL RENACIDO
El blog votaría por: El renacido

Mejor película de habla no inglesa: EL HIJO DE SAÚL (Hungría)
El blog votaría por: El hijo de Saúl (Hungría)

Mejor película de animación: DEL REVÉS (INSIDE OUT)
El blog votaría por: El recuerdo de Marnie

Mejor película documental: AMY (LA CHICA DETRÁS DEL NOMBRE) 
El blog votaría por: Amy (La chica detrás del nombre)
 

Mejor director: Alejandro G. Iñárritu, por El renacido
El blog votaría por: George Miller, por Mad Max: Furia en la carretera

Mejor actor protagonista: Leonardo DiCaprio, por El renacido
El blog votaría por: Leonardo DiCaprio, por El renacido

Mejor actriz protagonista: Brie Larson, por La habitación
El blog votaría por: Cate Blanchett, por Carol

Mejor actor secundario: Sylvester Stallone, por Creed
El blog votaría por: Mark Ruffalo, por Spotlight

Mejor actriz secundaria: Alicia Vikander, por La chica danesa
El blog votaría por: Rooney Mara, por Carol


Mejor guión original: Spotlight
El blog votaría por: Spotlight

Mejor guión adaptado: La gran apuesta
El blog votaría por: Carol

Mejor montaje: Margaret Sixel, por Mad Max: Furia en la carretera
El blog votaría por: Margaret Sixel, por Mad Max: Furia en la carretera

Mejor fotografía: Emmanuel Lubezki, por El renacido
El blog votaría por: Emmanuel Lubezki, por El renacido

Mejor banda sonora original: Ennio Morricone, por Los odiosos ocho
El blog votaría por: Carter Burwell, por Carol

Mejor canción original: Til It Happens To You, de The Hunting Ground
El blog votaría por: Writing's on the wall, de Spectre


Mejor dirección de producción: Mad Max: Furia en la carretera
El blog votaría por: Mad Max: Furia en la carretera

Mejor vestuario: Jenny Beavan, por Mad Max: Furia en la carretera
El blog votaría por: Paco Delgado, por La chica danesa

Mejor maquillaje y peluquería: Mad Max: Furia en la carretera
El blog votaría por: Mad Max: Furia en la carretera

Mejor sonido: El renacido
El blog votaría por: El renacido

Mejores efectos sonoros: El renacido
El blog votaría por: El renacido

Mejores efectos visuales: Star Wars: El despertar de la fuerza 
El blog votaría por: Star Wars: El despertar de la fuerza 

Escucha la quinielas y reseñas de los Óscar en
EL PODCAST DE C&R: ESPECIAL PREMIOS ÓSCAR 2016

viernes, 26 de febrero de 2016

LISTA | LAS MEJORES PELÍCULAS DE LOS PREMIOS ÓSCAR 2016

Un año más, Cinoscar & Rarities ha convocado a sus lectores y oyentes para elegir la MEJOR PELÍCULA DE LOS ÓSCAR 2016. 44 cinéfilos nos han mandado su Top 10: este es el resultado. Podréis consultar el ranking completo en el próximo programa de El podcast de Cinoscar & Rarities, disponible a partir del domingo 6 de marzo. ¡Feliz fin de semana de Óscars!


10. MARTE (THE MARTIAN), de Ridley Scott
77 puntos
Es la película favorita de 1 votante
Crítica: Link (podcast)


9. ANOMALISA, de Charlie Kaufman
91 puntos
Es la película favorita de 3 votantes
Crítica: Link


8. BROOKLYN, de John Crowley
106 puntos
Es la película favorita de 1 votante
Crítica: Link


7. LOS ODIOSOS OCHO, de Quentin Tarantino
 119 puntos
Es la película favorita de 1 votante
Crítica: Link


6. LA HABITACIÓN (ROOM), de Lenny Abrahamson
172 puntos
Es la película favorita de 6 votantes
Crítica: Link


5. CAROL, de Todd Haynes
173 puntos
Es la película favorita de 2 votantes
Crítica: Link


4. DEL REVÉS (INSIDE OUT), de Pete Docter y Ronnie del Carmen
190 puntos
Es la película favorita de 4 votantes
Crítica: Link (podcast)

 
3. MAD MAX: FURIA EN LA CARRETERA, de George Miller
224 puntos
Es la película favorita de 3 votantes
Crítica: Link (podcast)


2. SPOTLIGHT, de Thomas McCarthy
248 puntos
Es la película favorita de 9 votantes
Crítica: Link


1. EL RENACIDO, de Alejandro G. Iñárritu
253 puntos
Es la película favorita de 8 votantes
Crítica: Próximamente

GANADORES HISTÓRICOS
2009: SLUMDOG MILLIONAIRE, de Danny Boyle
2010: LA CINTA BLANCA, de Michael Haneke
2011: CISNE NEGRO, de Darren Aronofsky
2012: NADER Y SIMIN, de Asghar Farhadi
2013: AMOR (AMOUR), de Michael Haneke
2014: GRAVITY, de Alfonso Cuarón
2015: WHIPLASH, de Damien Chazelle
2016: EL RENACIDO, de Alejandro González Iñárritu

jueves, 25 de febrero de 2016

CRÍTICA SERIES | MOZART IN THE JUNGLE (Temporadas 1 y 2)


Sexo, drogas y música clásica
MOZART IN THE JUNGLE, de Roman Coppola, Jason Schwartzman y Paul Weitz
EE. UU., 2014. 2 temporadas de 10 episodios cada una. Webserie de Amazon Studios (en España, disponible en Canal + Series) Género: Comedia dramática Duración: 25-30 min. por episodio Tráiler 1ª temporada: Link Tráiler 2ª temporada: Link
Reparto: Gael García Bernal, Lola Kirke, Saffron Burrows, Malcolm McDowell, Peter Vack, Hannah Dunne, Bernadette Peters, Mark Blum, Jennifer Kim, Debra Monk, Margaret Ladd, John Miller, Joel Bernstein, Nora Arnezeder, Makenzie Leigh, John Anderson
El dato: La serie ha ganado 2 Globos de oro: premio a la mejor serie de comedia/musical del año y mejor actor en serie de comedia/musical para Gael García Bernal. Es la segunda victoria consecutiva en los Globos de oro para una webserie de Amazon Studios: el 2014 la ganadora fue Transparent. La tercera temporada se estrenará las próximas navidades.


Si algo hemos aprendido de series como Anatomía de Grey es que los médicos, tal vez porque se pasan demasiado tiempo hincando codos, son unos ineptos a lo que vida social se refiere. Mozart in the jungle aplica la misma fórmula pero con los músicos. Ya se sabe: tantos años de Conservatorio pasan factura. La serie de Amazon Studios, que hasta la fecha cuenta con dos temporadas y dos Globos de oro, describe el día a día de la Orquestra Filarmónica de Nueva York con mucho caos y grandes dosis de ironía. Un concierto notable que, como las buenas óperas, contará con varios actos: aunque arranca titubeante, sus últimos episodios resultan muy redondos e imprevisibles, por lo que merece de largo una tercera tanda de capítulos. ¿Visitar el mayor auditorio neoyorkino desde el sófa, substituyendo el traje de etiqueta por el pijama? Apetece, y mucho.


La gran virtud de Mozart in the Jungle es su anarquía, aunque en el fondo no sea tan irreverente como podría parecer a simple vista. Al tratarse de una serie online, los productores y guionistas Roman Coppola, Jason Schwartzman y Paul Weitz se permiten licencias que serían impensables en una sitcom de canales generalistas. En Mozart in the Jungle no hay ninguna unidad narrativa ni tramas que resten abiertas. La serie utiliza sus personajes como instrumentos de una banda, recurriendo a unos y a otros a capricho, pero siempre de forma afinada. Su gran valor es, por lo tanto, aquello que en otros nombres televisivos resultaría una debilidad: su capacidad por irse por las ramas, incluso de no contar nada realmente sustancioso, y que a la vez el espectador siempre se quede con ganas de más.


Entre ensayo y ensayo, en Mozart in the Jungle hay espacio para botellones, coqueteos con drogas, romances entre bambalinas, partidos de béisbol, galas benéficas, viajes a Suramérica, huelgas sindicales y mucho libre albedrío. También se imponen las excentricidades simpáticas del director de orquestra Rodrigo (Gael García Bernal en su mejor interpretación), las reacciones cascarrabias del ya jubilado maestro Thomas (Malcolm McDowell, secundario de lujo) y las luchas cotidianas de la oboísta principiante Hailey (Lola Kirke). Con todos esos elementos, la serie refleja la lucha de cualquier artista por intentar hacerse un nombre y desmitifica la profesión concediéndole, aunque resulte paradójico, cierto aire de 'anormalidad'.


Difícilmente generará pasiones encendidas ni será la serie de cabecera de la comunidad seriéfila, pero Mozart in the Jungle es uno de los productos más frescos de los últimos años, seguramente porque no busca el chiste fácil, porque se aprovecha de los cameos sin caer en el abuso, porque resulta gamberra sin ser hiriente, porque toma los derroteros que le da la gana, porque no está supeditada a unos índices de audiencia y porque dilapida los encorsetamientos formales y narrativos de la comedia de situación. Roman Coppola y Paul Weistz, tal vez sin quererlo, o precisamente debido a eso, han filmado la mejor obra de su carrera, superior a toda su lista de largometrajes. Hay quienes piensan que la serie pierde frescura a medida que avanza. Otros, en cambio, opinamos que la serie, tras visionar sus primeros veinte episodios, está en su mejor momento. No dejen de verla y de opinar. Mientras... ¡que siga la música, maestro!

miércoles, 24 de febrero de 2016

CRÍTICA | 99 HOMES, de Ramin Bahrani


Las dos caras de la crisis
99 HOMES, de Ramin Bahrani
Nominada al Globo de oro, Gotham, SAG, Independent Spirit y Critics Choice Award al mejor actor secundario (Michael Shannon)
EE. UU., 2015. Dirección y guión: Ramin Bahrani Fotografía: Bobby Bukowski Música: Antony Partos Reparto: Michael Shannon, Andrew Garfield, Laura Dern, Noah Lomax, J.D. Evermore, Tim Guinee, Deneen Tyler, Donna Duplantier, Nicole Barré, Nadiyah Skyy Taylor Género: Drama social. Thriller Duración: 110 min. Tráiler: Link Fecha de estreno en España: 17/06/2016
¿De qué va?: Un joven padre de familia intenta capear la crisis realizando pequeños trabajos de carpintería. A pesar de pedir una prórroga para conservar su vivienda, un hombre extraño y dos policías le instan a abandonar la casa en la que vive con su madre, peluquera ocasional, y su hijo pequeño. Con un par de objetos personales, su camioneta y un montón de incertidumbres, se traslada a un hotel de carretera. A la mañana siguiente, se marca como objetivo recuperar su casa.


99 Homes suma una nueva ficción sobre la crisis, y lo hace con compromiso social, sin macroeconomías de por medio. El centro de atención de 99 Homes lo ocupa un padre de familia en lucha constante por recuperar su casa. El protagonista, por avatares del destino, pasa a ser una víctima del sistema (desahuciado, malviviendo en un motel de mala muerte con su madre y su hijo pequeño) a uno de los principales beneficiados del desastre inmobiliario (con la ayuda de un hombre de negocios sin escrúpulos, saca una cuantiosa tajada de todas las casas sobre las que pesa una orden de embargo). La lectura es evidente: si la víctima puede llegar a ser verdugo, si quien sufrió una injusticia aprende a inmunizarse ante la desdicha de sus semejantes, la corrupción más difícil de erradicar no atañe a las cifras, sino a las personas.


El mensaje puede que resulte demasiado obvio, la relación (laboral, de sumisión, paternofilial) que se establece entre los personajes protagonistas no es novedosa, pero el valor de 99 Homes reside tanto en lo que cuenta (actual, incluso necesario) como en aquello que evoca (la carnívora 'ley del más fuerte' a la que nos han llevado nuestros hábitos capitalistas). En resumen, 99 Homes parte de una premisa esquemática para acabar ofreciendo una elaborada reflexión de nuestro tiempo. Andrew Garfield se deja la piel. Michael Shannon cincela un villano con muchos matices. El guión maneja con habilidad tanto sus sorpresas como sus obviedades. Una película que gustará más o menos, interesará en mayor o menor medida, pero a la que nadie podrá negar atractivo, relevancia y honestidad. Uno de los títulos indie más importantes de la temporada.


Para los que piensan que todavía quedan cosas que contar sobre la crisis.
Lo mejor: Su mensaje llega alto y claro, algo que no puede decirse de obras coetáneas como La gran apuesta.
Lo peor: Que Shannon quedara fuera de la lista de nominados al Óscar. El personaje de Dern queda un tanto desdibujado.