martes, 1 de diciembre de 2015

CRÍTICA SERIES | BLÅ ÖGON (OJOS AZULES, BLUE EYES) (Temporada 1)


Suecia, vista con otros ojos
BLÅ ÖGON (OJOS AZULES, BLUE EYES), de Fredrik Edfeldt, Emiliano Goessens y Henrik Georgsson
Suecia, 2014. 1 temporada de 10 episodios. Emitida por el canal SVT (inédita en España). Género: Thriller político Duración: 58 min. por episodio Tráiler en sueco: Link Tráiler en sueco con subtítulos en inglés: Link Reparto: Louise Peterhoff, Sven Nordin, Karin Franz Körlof, David Lindström, Kjell Wilhelmsen Erik Johansson, Daniel Larsson, Adam Lundgren, Anna Bjelkerud, Niklas Hjulström, Malgorzata Pieczynska, Cecilia Frode, Jimmy Lindström, Filip Berg, Linus Wahlgren, Marie Richardson, Mats Blomgren, Leo Svantesson, Noel Svantesson, Christoffer Nordenrot, Mårten Klingberg, Magnus Lindberg, Shvan Aladin, Kalled Mustonen, Meliz Karlge, Christopher Wagelin, Peter Schildt,Frej Lindqvist, Kassel Ulving, Johan Hedenberg, Evin Ahmad, Maria Hörnelius, Lisbeth Johansson, Kenneth Milldoff, Gunnel Fred, Sofia Ledarp, David Lenneman, Mina Azarian, Victor Trägårdh, Sven Ahlström, Jonas Inde, Robert Bengtsson, Andreas Rothlin-Svensson, Pierre Tafvelin, Amir Barghashi, Pär Luttropp, Kati Outinen


El dato:  Su première en la SVT1 fue el domingo 30 de noviembre de 2014 y su final de temporada se emitió el 1 de febrero de 2015. Días después de su finalización en Suecia, se presentó en el Festival de Berlín 2015. Los tres directores se encargaron de dirigir 4 (Edfeldt y Goessens) y 2 episodios (Georgsson) respectivamente. Los dos primeros episodios pudieron verse con subtítulos en francés en el Festival Series Mania 2015 el pasado abril en París. De todo el reparto, el rostro más conocido para nosotros es el de Sven Nordin, que en la serie da vida al Ministro de Justicia: a Nordin lo hemos podido ver en películas como Call Girl, Dos vidas, El mar y la nominada al Óscar Elling.


LA SUECIA DEL MALESTAR (Reseña sin spoilers)

Tras las dos temporadas de Bron/Broen, el canal sueco SVT vuelve a apostar por el thriller de vocación internacional con Blå ögon (Blue Eyes, Ojos azules), una serie de 10 episodios que muy probablemente contará con una segunda tanda de episodios en breve. La serie se suma, por lo tanto, a la larga lista de thrillers venidos del norte de Europa, con reminiscencias más que evidentes a productos como Borgen y Forbrydelsen, series de las que hereda su amor por las tramas políticas y detectivescas. 


Blå ögon arranca con el encuentro de Gunnar Elvestad, ministro de justicia, con Elin Hammar, la que fuera su anterior asistente. Ante la desaparición de su ayudante Sarah Farzin, Gunnar consigue que Elin acepte volver a Roseband, el epicentro de la política en Suecia. A partir de ese momento, Elin dividirá sus fuerzas entre la preparación de la campaña electoral (la acción arranca a escasas semanas de las elecciones) y la investigación sobre el paradero de Sarah Farzin, dos tramas que no tardarán en confluir y que dibujarán un panorama desolador de extremismo político, corrupción y violencia en la Suecia del presunto bienestar. En paralelo, el asesinato de la política Annika Nilsson, cuyo partido se define por un discurso de tendencias racistas, permitirá que sus hijos Sofia y Simon entren en contacto con los miembros de Veritas, una agrupación de extrema izquierda.


El título, Blå ögon, puede interpretarse como una referencia a Mattias, el personaje que cegará a Sofia y la convertirá en cabecilla de las empresas terroristas de Veritas. También puede leerse como una referencia a la racia aria que preconizaba el nazismo, cuya influencia sobrevuela toda la trama. Con estas señas, los creadores Fredrik Edfeldt, Emiliano Goessens y Henrik Georgsson citan directamente la Suecia de nuestros días (el auge de los partidos políticos más extremados y el creciente índice de inmigración es un hecho, aunque en ningún caso puede compararse a las cifras que registran los países mediterráneos) y juegan a fabular sobre las posibles consecuencias de ese nuevo contexto social y político (también es evidente que el mundo nórdico sigue influido por la toma de conciencia y la pérdida de la inocencia que supusieron los homocidios de la isla noruega de Utøya de 2011).


Blå ögon no consigue la intensidad y la perfección de, por ejemplo, Borgen, pero es un noir notabilísimo con un gran episodio piloto y un crescendo final muy logrado. Tal vez Elin Hammar carece de peso como personaje protagonista (al fin y al cabo, su actividad como 'action woman' con pasado turbulento no acaba de estar del todo explotada), pero interesa toda su extensa nómina de secundarios. En este sentido, la serie gana enteros cuando explora la órbita terrorista de Veritas (por ese motivo, el octavo capítulo es sin demasiadas dudas la entrega más lograda de todas) y cuando dedica más tiempo a personajes secundarios como Olle Nordlöf, compañero de filas de Annika, y Gustav, cabecilla de Veritas que protagoniza uno de los giros de trama más sorprendentes casi al cierre de la temporada.


Blå ögon, en definitiva, cuenta con muchos activos para firmar más y mejores temporadas en un futuro, por lo que esperamos que la serie tenga continuidad en la televisión pública sueca. La serie ya ha llamado la atención en el extranjero y se emitirá en muchos países (obviamente, España no figura en esa hoja de ruta). El sello sueco de historias teñidas de negro y rojo tiene garantizada su continuidad, aunque en esta parte del globo tengamos que visionarla en los submundos de la descarga. 580 minutos que se visionan casi sin pestañear.

No hay comentarios: