sábado, 14 de noviembre de 2015

CRÍTICA | LES COMBATTANTS, de Thomas Cailley


Jóvenes combatientes
LES COMBATTANTS, de Thomas Cailley
Premio FIPRESCI de la Quincena de Realizadores, Festival de Cannes 2014. 3 premios César: mejor actriz protagonista, mejor actor revelación y mejor ópera prima
Francia, 2014. Dirección: Thomas Cailley Guión: Thomas Cailley y Claude Le Pape Fotografía: David Cailley Música: Philippe Deshaines, Lionel Flairs y Benoit Rault Reparto: Kévin Azaïs, Adèle Haenel, Antoine Laurent, Brigitte Roüan, William Lebghil, Thibaut Berducat Género: Tragicomedia Duración: 95 min. Tráiler: Link Fecha de estreno en España: 07/08/2015
¿De qué va?: Arnaud acaba de perder a su padre y se prepara para vivir un verano incierto. Con la intención de reflotar el negocio familiar, empieza a trabajar con su hermano. Un día coincide con Madeleine, una chica reservada, un tanto desgreñada y antipática, que está preparándose para entrar en el ejército. Arnaud decide enrolarse en el mismo curso de supervivencia para estar cerca de Madeleine y, con un poco de suerte, conquistarla.


Les combattants es seguramente la película más representativa del nuevo cine francés. La cinematografía vecina, tal y como demuestran títulos recientes como Hipócrates, Edén o Guillaume y los chicos... ¡a la mesa!, está en pleno cambio generacional gracias a autores y obras, casi todas óperas primas, que quieren desmarcarse de sus maestros. Un cine joven y juvenil, crítico con el nuevo contexto sociopolítico francés y con un sentido ágil del ritmo narrativo, herencia de la pequeña pantalla. Les combattants sigue todas las constantes de este movimiento: mezcla de géneros, banda sonora con arranques cercanos al pop y a la electrónica, toques de sitcom ligera norteamericana y una descripción entre vitalista y nostálgica de la Francia en crisis, con una juventud desangelada que no sabe qué hacer con sus vidas. Les combattants lleva la tradicional historia de amor a contextos inusitados: primero, sirviéndose del clásico relato veraniego, con las típicas salidas, dudas, fiestas entre amigos, confesiones entre hermanos, trabajos ocasionales y descubrimientos amorosos; y luego, trasladando a sus simpáticos y antitéticos protagonistas a un ambiente militar que transforma el romance en pura supervivencia. Les combattants, con estas señas, es un film fiero y original, una interesante vuelta de tuerca al choque de caracteres y a la comedia romántica, trágica al mismo tiempo que ligera, realista a la par que imposible. Adèle Haenel, César a la mejor actriz, brilla en todos los fotogramas de la película, mientras que Kévin Azaïs encarna a la perfección el contrapunto frágil de la historia. Una obra simpática que no cuesta ver como referente 'gafapasta' de la cosecha cinematográfica del 2015.


Para luchadores precoces.
Lo mejor: Adèle Haenel.
Lo peor: Por momentos parece un ejercicio hipster con más forma que contenido.

No hay comentarios: