miércoles, 21 de enero de 2015

CRÍTICA | INVENCIBLE (UNBROKEN), de Angelina Jolie


El héroe Zamperini
INVENCIBLE (UNBROKEN), de Angelina Jolie
EE. UU., 2014. Dirección: Angelina Jolie Guion: Ethan Coen, Joel Coen y Richard LaGravanese, a partir de la novela de Laura Hillenbrand Música: Alexandre Desplat Fotografía: Roger Deakins Reparto: Jack O'Connell, Domhnall Gleeson, Garrett Hedlund, Jai Courtney, Takamasa Ishihara 'Miyavi', Alex Russell, C.J. Valleroy, John D'Leo Género: Drama bélico. Biopic Duración: 125 min. Tráiler: Link Fecha de estreno en España: 25/12/2014
¿De qué va?: Louis Zamperini, un atleta olímpico, batalla en las Fuerzas Aéreas de los Estados Unidos. Durante una misión, su bombardero pierde el control y naufraga en las aguas del Pacífico: ese es el inicio de una larga peripecia sobre la capacidad de lucha, superación y supervivencia.


Hay que reconocerlo: Angelina Jolie es una directora nada desdeñable. En Invencible, la oscarizada actriz lidia con escenas de una complejidad que espantaría hasta el cineasta más atrevido. Además, este segundo largometraje demuestra que Jolie ha interiorizado a la perfección tanto la técnica como la estructura de ese film prototípico, entre épico y emotivo, que Estados Unidos viene facturando desde tiempos inmemoriables. ¿Dónde está el 'pero'? Jolie se apasiona tanto por su personaje, quiere ofrecernos un homenaje tan sentido de las hazañas de Louis Zamperini y subraya tantas veces las cualidades sobrehumanas de su protagonista que Invencible, pese a su impecable factura formal, termina por resultar un tanto exagerada, ligeramente falseada. ¿Resultado? Una película que se ve con agrado y que se recuerda con cierto aprecio, pero que nunca llega a impresionar, que apenas roza la vena sensible de la platea. Cine, vaya, espectacular, pero formulario, excesivamente triunfalista, con pocos matices y demasiadas concesiones a la galería. Seguramente los adjetivos serían más duros si Jack O'Connell no fuese el cabeza de cartel: su interpretación, uno de los retos físicos más difíciles de los últimos años, gana adhesiones entre el público con cada calamidad, golpe y disparo que recibe del bando enemigo. Pero no seamos demasiado implacables con Invencible (al fin y al cabo, una americanada navideña difícil de rechazar): es la promesa de que Jolie, con el tiempo, puede ofrecernos películas la mar de interesantes.


Para fans de las epopeyas clásicas.
Lo mejor: O'Connell y el capítulo en alta mar.
Lo peor: El tramo en el campo de concentración japonés se alarga innecesariamente.

Posts relacionados:
Reseña de EN TIERRA DE SANGRE Y MIEL, de Angelina Jolie