martes, 2 de diciembre de 2014

CRÍTICA | EYJAFJALLAJÖKULL (O SIMPLEMENTE 'EL VOLCÁN'), de Alexandre Coffre



Boon vs. Bonneton
EYJAFJALLAJÖKULL (O SIMPLEMENTE 'EL VOLCÁN'), de Alexandre Coffre
Francia, 2013. Dirección: Alexandre Coffre Guion: Alexandre Coffre, Yoann Gromb y Laurent Zeitoun Fotografía: Pierre Cottereau Música: Thomas Roussel Reparto: Dany Boon, Valérie Bonneton, Albert Delpy, Malik Bentalha, Denis Ménochet, Bérangère McNeese Duración: 90 min. Género: Comedia Tráiler: Link
¿De qué va?: No se soportan. No tenían previsto verse. Pero de camino a la boda de su hija en Grecia, ambos quedan atrapados en un aeropuerto alemán por culpa del bloqueo aéreo provocado por la erupción de un volcán islandés. La unión hace la fuerza, menos en su caso. Aún así, deciden viajar juntos por media Europa, aunque en el fondo uno esté deseando desembarazarse del otro. Una alocada road movie llena de reproches e insultos, con aventuras por tierra, mar y aire.
El dato: Aunque en Francia fue número 1 de taquilla, en España no se exhibió en salas: se estrenó en primicia en la web Cineonline.


Cuando el cine era mudo, la comedia se construía a base de mamporros, golpes y efectos de imagen que hacían desternillar a la audiencia. Esa es la comedia 'pura', la más primitiva, la esencia de donde nace el humor. Una técnica que con el tiempo se ha ido refinando, que luego aprovecharon ciertos productos de animación y que ahora recupera esta comedia francesa altamente disfrutable y de título casi imposible: Eyjafjallajökull.

Puede que la relación resulte exagerada, pero bien pensado no estamos tan desquiciados. Dany Boon, el 'guapifeo' de la nueva comedia gala, con sus dotes de mimo payasesco, podría ser perfectamente un Charlot de los nuevos tiempos. Además, Eyjafjallajökull toma para sí el desfase, la locura infantil y la sucesión comiquesca de imposibles de un capítulo de Tom y Jerry: sus protagonistas se pegan, se reconcilian, se lanzan puyas, se curan heridas y viajan por tierra, mar y aire para asistir a la boda griega de su hija.


Un cóctel variado que no da tregua, que funciona más por acumulación de gags que por su brillantez, y que convence porque el guion ni piensa ni deja pensar a la audiencia. No esperen diálogos irónicos, segundas lecturas ni un crítica social al caos que motivó la erupción del volcán islandés hace unos años: Eyjafjallajökull es desenfadada, todo lo gamberra que permite el correctismo galo, y en esencia un producto blanco para toda la familia y para públicos variados. Curiosamente, una película de gran potencial comercial que en España se ha estrenado vía Cineonline, uno de los nuevos portales de visionados en streaming. Pero incluso desde la pantalla del ordenador, Eyjafjallajökull respira esa comedia naïf y deliciosa que pocos se atreven o consiguen realizar.


Para seguidores de la comedia francesa y enamorados de Dany Boon
Lo mejor: No se toma en serio a sí misma y nunca baja el ritmo.
Lo peor: Los críticos gourmet se quejarán de cierta sencillez en la historia.