domingo, 20 de julio de 2014

CORTOS CSF: INCUBADORA, de Camilo Delgado



1. ¡Hola Camilo! Muchas gracias por presentar Incubadora en la segunda edición del Cinoscar Summer Festival. Antes de empezar a conocer los detalles de tu cortometraje, queremos conocerte a ti. En pocas palabras, ¿puedes contar a nuestros lectores cuál es tu vinculación con el mundo del cine? 
Comenzó de muy joven en los años 80, cuando me recorría los videoclubs y me pasaba horas viendo las carátulas de los betamax y qué película escoger, me aprendía los directores y las productoras... 

2. En la sección de cortos hemos tenido muchos trabajos de terror. Tu obra también forma parte de este género. Como autor, ¿cuáles fueron tus referentes a la hora de rodar? 
Por supuesto siempre tengo presente a George A. Romero. 

3. Incubadora demuestra que con tan sólo un actor, un espacio y apenas un objeto (el teléfono móvil) puede contarse una historia interesantísima. ¿Fue difícil filmar con esas limitaciones? 
Mostrar una historia con un solo personaje dio bastantes dolores de cabeza. No es nada fácil, siempre me daba contra un muro cuando estaba escribiendo la historia, pero a base de insistir, salió Incubadora.


4. El trabajo del actor es excelente. Durante casi todo el metraje actúa sin ropa. ¿Puedes contarnos algunos detalles al respecto? Seguro que puedes narrarnos alguna anécdota del rodaje. 
El problema que tenía era que el actor tenía que estar en bañador y el bañador no podía salir en plano, pero el actor no tenía ningún problema en estar desnudo, así que tuvimos más libertad a la hora de rodar.

5. Todos los aspectos técnicos (sonido, fotografía, montaje, etc.) consiguen dar una notable sensación de angustia y claustrofobia. ¿Cuál fue el escollo o cuestión técnica más difícil de abordar antes, durante y después de la filmación? 
El montaje fue el aspecto que más problemas me dio. Se hicieron varias versiones más narrativas, gore, etc., y al final dimos con la versión que podéis ver. 

6. También sorprende la transformación que sufre el protagonista al final de la obra. ¿Cómo lograsteis esas ‘heridas’ tan realistas? 
Gracias a una maquilladora que contraté para el proyecto. Ya tenía en mente cómo iba a ser el maquillaje, solo faltaba plasmarlo en pantalla 


7. Tanto el título, Incubadora, como el giro final de la historia se prestan a distintas interpretaciones. ¿Puedes explicarnos el secreto del título?
El título viene de estar encerrado, desnudo, indefenso.

8. De toda la selección de cortos, Incubadora es el trabajo más onírico y misterioso. La premisa recuerda a Buried (Enterrado) de Rodrigo Cortés, y también pueden rastrearse ecos de la obra de David Lynch, uno de los autores de esta edición. Como espectador, ¿cuáles son tus predilecciones, sobre todo a lo que respecta al cine de terror?
Mis directores favoritos son John Carpenter, George A. Romero, David Cronenberg... Todas sus películas me inspiran a la hora de escribir algo que me gusta.

 
9. Tras Incubadora, ¿tienes algunos proyectos en marcha? ¿Nos puedes contar algunos detalles? 
Por ahora estaré un tiempo sin dirigir. Otro director hará Incubadora 2 con un guion que escribí. 

10. Gracias por responder a nuestras preguntas, Camilo. Finalmente, te damos la posibilidad de dirigir unas palabras a nuestros lectores y animarles a que voten por tu trabajo. ¿Cómo es Incubadora? ¿Qué nos vamos a encontrar en el corto? ¿Por qué debemos verlo? ¡Mucha suerte! 
Lo más importante del cortometraje, a pesar de su maquillaje, la angustia y fobia, es que quiere trasmitir otra idea, solo el espectador tiene que visualizarla y fijarse, encontrará que el terror y el suspense solo es una tapadera para contar algo más serio.

1 comentario:

Juan Manuel Delgado Gordon dijo...

Nunca explorar en el interior de uno mismo fue tan revelador...muy buen corto! No te dejará indiferente.