miércoles, 5 de febrero de 2014

OSCARS 2014: MEJOR ACTOR SECUNDARIO

Los nominados al Oscar al MEJOR ACTOR DE REPARTO son:

BARKHAD ABDI, por Capitán Phillips
A favor: El de Abdi es un sueño hecho realidad, una demostración de que a veces la magia del cine trasciende la fuerza de unas historias y unas imágenes: días antes de empezar el rodaje de Capitán Phillips, Abdi trabajaba como conductor de limusinas, y el film de Greengrass lo ha convertido en uno de los nombres a seguir. Abdi ya ha ganado, pero su nominación tiene muchísimo mérito: además de figurar en todas las candidaturas de todos los premios de la temporada, ha sido el único miembro del reparto que ha sobrevivido al tsunami que los Oscar han supuesto para las aspiraciones de la película (contra todo pronóstico, el veterano Tom Hanks no ha repetido romance con la Academia en forma de nominación). Hollywood valorará el hecho de que su papel sea junto al de Leto el más particular a nivel físico y el único que no aceptaría ningún miembro consagrado de la industria.
En contra: Lo dicho: la nominación ya es un premio para unos Oscar que no suelen hacer concesiones a intérpretes no vinculados a las bases de la industria, y más en una edición en la que Lupita Nyong'o ya puede dar el campanazo en la categoría hermana de actriz secundaria. Este 2014, todos los secundarios citados están en films nominados en la categoría de mejor película del año: es muy difícil que Capitán Phillips, desinflada tras las nominaciones, supere en popularidad y apoyos el tirón de La gran estafa americana, 12 años de esclavitud y Dallas Buyers Club. A ello se suma el hecho de que Capitán Phillips haya sido el film de estreno más temprano, y por lo tanto el que menos recuerdan los académicos: más pruebas que demuestran la débil situación de este thriller con piratas incluidos de cara a la 'photo finish' de los Oscar. Ha estado nominado a todo, pero no ha ganado nada: la misma tónica se repetirá la noche del 2 de marzo.

 BRADLEY COOPER, por La gran estafa americana
A favor: El año pasado, Russell demostró que Cooper era algo más que una cara bonita. Ahora, con La gran estafa americana sobre la mesa y el 'factor Russell' haciendo magia de nuevo (todo el reparto de la cinta ha sido nominado), Cooper ya es un veterano (el que más candidaturas atesora junto a Hill: dos), y por lo tanto es lícito pensar que la Academia empieza a estar en deuda con él. La aportación de Cooper es una lógica exposición de los excesos e histrionismos que describen la película: un galardón para Cooper no sería descabellado, y más tras comprobar que todas las partes de la industria sienten bastante afecto por la cinta. El SAG al mejor reparto y el hecho de que las categorías de interpretación protagonistas ya estén cerradas (en ningún caso a favor de Bale y Adams) benefician a Cooper: si Nyong'o gana en detrimento de Lawrence, esta será la única opción de los académicos para valorar el elenco de actores más destacado de la temporada.
En contra: Precisamente por el hecho de formar parte de un proyecto coral, su presencia en la carrera de premios ha sido desigual: su caso es comparable al de Jacki Weaver, presente por El lado bueno de las cosas hace ahora un año y finalmente no premiada. Cooper defiende el único personaje sin referente real (hasta el villano de Fassbender puede defenderse por el precedente literario del film de McQueen). Tras Hill, Cooper ha entrado en la categoría 'de rebote', y parece que los esfuerzos promocionales de la película se centrarán en las opciones de Lawrence. La categoría está eclipsada por personajes negativos o antihéroes, pero Cooper y Hill lidian con los más antipáticos para los votantes (personajes codiciosos, ignorantes y débiles: valores que Hollywood, en época de crisis, difícilmente valorará). Es más: el personaje de Hill puede justificarse por su descaro e ignorancia, pero Cooper, que da vida a un policía corrupto, parece no tener salvación posible.

MICHAEL FASSBENDER, por 12 años de esclavitud
A favor: Muchos queríamos verlo nominado, y más después del desplante que la Academia brindó a la incomprendida Shame. Fassbender no solo está aquí por sus atributos como actor (lo dicho no va con segundas), sino por ser el rostro más malvado de una de las películas más destacadas (sino la más): cuando ambos factores confluyen, el Oscar suele estar más cerca. Su peso en la industria (está en algunas de las mejores películas norteamericanas de los últimos años y es uno de los intérpretes más codiciados del momento) hace que los académicos no lo vean como 'el irlandés que se ha colado en la terna' (ello sí hubiese sucedido años atrás con cualquiera de las películas anteriores de McQueen). El suyo es un malo de una pieza, aunque con matices: es el papel de concepción más clásica del quinteto, por lo que se meterá a los miembros más ancianos de la Academia en el bolsillo. Si existe algún tipo de influencia o división de votos, Fassbender concentrará las papeletas del viejo continente, y más con Daniel Brühl apeado de la competición.
En contra: La potencia de su papel, la rotundidad de su interpretación y la popularidad de Fassbender (los Oscar a veces se olvidan de premiar a los intérpretes adecuados en el momento más destacado de su carrera) no ha sido suficientemente recompensada las últimas semanas en las galas previas al gran show de los Oscar. La Academia puede posicionarse del lado de las víctimas (Nyong'o, Ejiofor) para evitar que dos 'negreros' ganen dos años seguidos la estatuilla: ahí estaba Waltz el año pasado ayudando al Django tarantiniano. Hollywood no valorará la comunión artística existente entre Fassbender y McQueen (y de valorarla, cae por su propio peso que se trata de la peor colaboración entre ambos). Sin el SAG, el Critic Choice y el Globo de oro, sus opciones se reducen al Bafta, que se fallará en pocos días: ir a la gala final con el único apoyo de la Academia Británica no será suficiente.

JONAH HILL, por El lobo de Wall Street
A favor: No figuraba en la mayoría de quinielas, pero una vez nominado y con la película triunfando en los cines de medio mundo (más de 100 millones en EE. UU. y número uno en las taquillas de España, Francia y Alemania entre otras) a muchos nos encantaría que diese el campanazo. Hill no solo acompaña a DiCaprio sino que toma las riendas de las escenas más memorables de la película (véase el momento en que Hill, colocado hasta los topes, se atraganta con un trozo de jamón dulce). Su trayectoria de premios recuerda muchísimo al año en el que fue citado por primera vez por Moneyball, así que no puede ponerse en la lista de inconvenientes el hecho de que no figurase en ternas anteriores. Es el personaje más actual y tangible para el público del 2014 (el 'hijoputa' moderno que se hizo rico a base de engañar y estafar), y ello debería ir en sintonía con el palmarés.
En contra: Los excesos, los desfases, las rayas de cocaína y las exageraciones de su personaje recuerdan más que nunca el pasado muy reciente de 'supersalido' del actor (o sea, de chico regordete y feo de la nueva comedia norteamericana). ¿Hill no hace la misma interpretación... pero mejor, o al menos más vistosa, gracias a la energía que imprime Scorsese a su película? Da la sensación de que Hill está aquí no tanto por méritos propios sino como recompensa por la tremenda cinta que representa (lástima que El lobo de Wall Street se haya quedado fuera de mejor montaje). La división entre los que están a favor y en contra será muy encendida, y eso, a poco menos de un mes para que termine el envío de papeletas, es un factor que no beneficia a Hill. Detalle final: McConaughey está en la película, así que el film, simbólicamente, ya tendrá un miembro de su reparto en la foto de ganadores.

JARED LETO, por Dallas Buyers Club
A favor: Leto llegará a la alfombra roja con todos los premios más importantes en su recámara, del Globo de oro al Critic Choice Award, incluyendo el SAG de sus propios compañeros. Un SAG, además, muy recurrente, ya que Leto ha estado cuatro años sin rodar, y Dallas Buyers Club ha sido una 'rentrée' inmejorable. La larga tradición de personajes con problemas con las drogas y con peculiaridades físicas muy marcadas (Leto da vida a un transexual) refuerza la teoría de que Leto no tiene rival este año. Si McConaughey gana finalmente en la categoría principal, difícilmente Leto no aparecerá citado, ya que el hecho de que la película funcione es mérito de los dos actores. Ser un artista que se prodiga poco por las alfombras rojas hubiese sido en otro contexto un factor que incluiríamos en el apartado 'en contra', pero en este caso las galas previas han calmado las aguas y han demostrado que Leto es el niño de los ojos de la Academia. Le beneficia, además, el hecho de que no haya ningún nominado con una carrera muy dilatada: Fassbender es irlandés y Abdi es somalí, los dos en su primera nominación. Es el único miembro del quinteto que ha cambiado radicalmente su imagen y que ha adelgazado muchísimo: su caracterización, se mire por donde se mire, es de premio.
En contra: Dallas Buyers Club ha subido como la espuma tras la lectura de nominados, pero no hay que olvidar que tanto numéricamente como por las categorías en las que están presentes 12 años de esclavitud y La gran estafa americana siguen siendo las películas favoritas (al film de Vallée le faltó la nominación en mejor director). Parte de la interpretación de Leto ya quedará representada con el posible premio del film al mejor maquillaje, siempre y cuando ambos rubros no vayan de la mano como sucediese dos años atrás con La dama de hierro. Cuenta con los inconvenientes de todo favorito: el hecho de que parezca el intéprete más aventajado puede hacer que muchos apuesten por otros candidatos y que el recuento final esté más ajustado de lo previsto. Sigue, pese a todo, la duda de si 12 años de esclavitud, virtual ganadora en la categoría principal, será capaz de imponerse en algún otro apartado: las leyes académicas no escritas indican que 3 Oscars es el número mínimo para el film vencedor de la noche, una estadística que beneficia a Fassbender.


QUINIELA DE LOS LECTORES ( Total votos: 105)
1. JARED LETO, con 67 votos (66%)
2. MICHAEL FASSBENDER, con 21 votos (20%)
3. JONAH HILL, con 8 votos (7%)
4. BRADLEY COOPER, con 5 votos (4%)
5. BARKHAD ABDI, con 4 votos (3%)

QUINIELA DEL BLOG
1. JARED LETO
2. MICHAEL FASSBENDER
3. BRADLEY COOPER
4. JONAH HILL
5. BARKHAD ABDI

Y SI EL BLOG VOTASE...
1. MICHAEL FASSBENDER
2. JARED LETO
3. BRADLEY COOPER
4. JONAH HILL
5. BAEKHAD ABDI


1 comentario:

El ojo que todo lo lee dijo...

Mi voto iría para Michael Fassbender

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...