sábado, 9 de marzo de 2013

MIS SOUNDTRACKS: BAILAR EN LA OSCURIDAD

SELMASONGS, banda sonora original de Björk para la película Bailar en la oscuridad de Lars von Trier (Dinamarca, 2000)
Palmarés: Nominación al Globo de oro, Satellite y al Oscar a la mejor canción por I've Seen It All. Robert danés a la mejor banda sonora original.
Reseña: Cuando el cineasta Lars von Trier vio el videoclip It's Oh So Quiet supo que había encontrado a Selma, la protagonista de una película que tenía en mente. Por aquel entonces Von Trier estaba en boca de todos tras el estreno de Rompiendo las olas y la fama del movimiento Dogma 95. Por su parte, Björk disfrutaba de un reconocimiento sin parangón como cantante y compositora: en 5 años sacó al mercado tres trabajos, y no fue hasta terminar la producción y gira de Homogenic cuando aceptó embarcarse en el proyecto que le ofrecía el cineasta danés. Von Trier quiso que Björk fuese su actriz y la compositora de las canciones de la película, un proceso de trabajo complejo que ayudó a Björk a meterse en la piel de su personaje. Las tensiones entre ambos durante el rodaje ya son historia, aunque Von Trier siempre confesó estar más que contento con las piezas que había creado la artista islandesa para la cinta. Con la Palma de oro a la mejor película y a la mejor actriz en el Festival de Cannes 2000 los esfuerzos de uno y de otros consiguieron sus frutos. Muy pronto el público entendió que no se trataba de una película con una estrella de la música como cabeza de cartel - como harían Mariah Carey en Glitter o Britney Spears en Crossroads años después, ambas cintas infumables - sino de un trabajo enteramente profesional por parte de una intérprete con poquísima experiencia en la actuación más allá de sus videoclips y del film The Juniper Tree. Lo más sorprendente es que Selmasongs, la banda sonora oficial del film que editó el sello indie One Little Indian, se convirtió no solo en uno de los álbumes más celebrados del año sino en una coherente continuación del estilo pop-electrónico de la cantante. El primer track, Overture, presenta una melodía que Björk retoma en la última New World: una pieza instrumental que inicia la película. In the musicals y Cvalda fusionan sonidos de las escenas (las máquinas de una fábrica, los ruidos de una sala de juicios) con melodías que crecen cual estribillo del old Hollywood, dando entidad a los sueños de Selma. Con todo, I've seen it all es el gran hit del álbum, dúo contado con Thom Yorke en el disco, y el punto culminante de la cinta: es una de las mejores canciones de amor y despedida nunca escritas, con una fusión de instrumentos de cuerda, acordes electrónicos y una base simulando el traqueteo del tren donde el personaje canta sus sinsabores. Björk se sirvió en definitiva de instrumentos tradicionales, sonidos electrónicos creados por ordenador y una colección de strings o diferentes ruidos para dar forma a sus canciones, el mismo mecanismo al que recurriría en su álbum Vespertine, el más gélido, onírico y mayestático de su trayectoria. Selmasongs, en definitiva, sigue vigente por partida doble: es una de las bandas sonoras más originales de los últimos años, y al mismo tiempo cabe escucharlo como un cd más que daría fin al periodo de máxima popularidad de la cantante nórdica de mayor proyección internacional. En Cvalda Selma dice adiós a su amiga, en I've seen it all Selma se despide de su amado, en In The Musicals se despide del mundo, y la última 107 Steps junto a This Isn't The Last Song (esta última no incluída en el álbum) son la despedida de una madre ejemplar con su hijo. Un trabajo musical intachable.
Los mejores tracks: I've Seen It All, Scatterheart.
Nota: 10

1 comentario:

Alí Reyes H. dijo...

Y su actuación es buenísima también