viernes, 15 de marzo de 2013

MIS CDS: RAY OF LIGHT, de MADONNA

RAY OF LIGHT, de Madonna (EE. UU., 1998)
Presentación: Madonna Louise Verónica Ciccone admite pocas presentaciones. Compositora, cantante, intérprete y recientemente directora de la película W.E. Figura clave del pop de las últimas cuatro décadas. Sus hits, videoclips, giras y escándalos son de lo más comentado y seguido. Figura en el Libro Guiness como la solista que más discos ha vendido. Su trayectoria de números uno va del Lucky Star del 1982 al reciente Gimme All Your Luvin'. Fue la encargada de amenizar el intermedio de la Super Bowl estadounidense del año pasado.
Reseña: Corría el año 1998. Madonna había conseguido el reconocimiento definitivo con la película Evita, por la que ganó un Globo de oro. Pero todavía quedaba por conocer su séptimo trabajo discográfico, de nuevo un éxito más de la cantante: ocupó las primeras posiciones de los rankings de ventas de muchos países, firmó cinco singles muy seguidos, ganó cuatro Premios Grammy y se metió a la crítica especializada en el bolsillo. Quince años después, Ray of Light sigue siendo la gran obra maestra de Madonna, su trabajo más imperecedero, el álbum con el que demostró ser algo más que una cazahits y creadora de modas. Frozen sigue siendo un género musical en sí misma. En Candy Perfume Girl o Skin el pop se fusiona con la electrónica, creando sonidos y mundos únicos. Shanti / Ashtangi, con reminiscencias indias, tampoco se parece a nada de lo hecho anterior o posteriormente por la cantante. En las letras de Drowned World / Substitute for love, Swim o Mer Girl intuímos una artista sensible que cuida al último detalle sus creaciones: tal vez estemos ante algunas de las mejores letras de Madonna (Mer Girl evoca imágenes bellísimas). Y uno se sorprende, pese al dance de Confesions on a Dancefloor, la electrónica desnuda de American Life o el toque entre discotequero y rapero de Hard Candy o MDNA, tarareando como si fuera el primer día el 'mmm', de Frozen, el 'ta-tara-ta-ta-ta' de To Have and Not To Hold o el inocente estribillo de Little Star. Un disco lleno de matices, redondo y homogéneo, con unos ritmos que van de lo delicado a lo rotundo, de lo bailable a la electrónica indie.
Recomendado para: Quienes quieran conocer los mejores discos de los últimos años.
Los mejores tracks: Ray of Light, Skin, Nothing Really Matters, Sky Fits Heaven, Frozen.
Nota: 10

3 comentarios:

León dijo...

¡¡¡¡Pedazo disco!!!! Nunca he sido mucho de Madonna, pero este disco es una pasada. Recuerdo que se lo regalé a mi hermana por su cumple en su día y que no se como no lo hemos gastado de tanto oirlo. ¡Y vaya videoclips que se marcó la tia!

Rosmen Alvarez dijo...

Totalmente cierto, este disco es lo máximo! Excelente artículo!

Anónimo dijo...

Soy Brian de Argentina, este es para mi uno de los mejores discos de Madonna, me gusta mucho. Es genial en cada detalle, mi canción preferida de el es Swim