viernes, 2 de noviembre de 2012

PREMIOS OSCAR: LOS 8 ERRORES DE LA ACADEMIA ESPAÑOLA


España lleva peleando de forma ininterumpida al Oscar a la mejor película de habla no inglesa desde 1956. En 1958 La venganza de Juan Antonio Bardem fue el primer título en lograr la nominación. Hasta el día de hoy España suma 19 candidaturas en este apartado, y de esas 4 se convirtieron en premio: Volver a empezar en el 1984, Belle Epoque en el 1992, Todo sobre mi madre en el 2000 y Mar adentro en el 2005. Desde el año 1986, coincidiendo con la creación de la Academias de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España, la elección del film español en la pelea del Oscar se realiza mediante votación interna de los académicos. Y en el 2001, la carrera al Oscar se completó con la elección de 3 preseleccionadas, con lo que la votación del film local afortunado surge de un doble proceso de elección. Debido a esto es interesante intentar adivinar qué habría sucedido si España hubiese llevado al Oscar una u otra película.


A continuación damos cuenta de los 8 grandes errores de la Academia Española. O sea, aquellas 8 ocasiones en las que el Oscar habría sido posible si la Academia hubiese apostado por otra película. Obviamente todo ello es muy subjetivo. Es muy fácil analizar las cosas 'a toro pasado' y todo se ve diferente en el momento en que las películas se estrenan. También hay que reconocer que algunas apuestas arriesgadas de la Academia tuvieron sus frutos: a priori, La niña de tus ojos partía con más puntos para representarnos al Oscar que Todo sobre mi madre, y todos sabemos qué sucedió finalmente; o el hecho de defender a También la lluvia en detrimento de la premiadísima Celda 211 fue muy comentado, si bien el film de Bollaín estuvo presente en la primera criba de los académicos de Hollywood. No hay que perder de vista que hay años en los que la elección fue muy sensata (La mitad del cielo, ¡Ay, Carmela!, Volver) y no tuvimos suerte. De la misma forma que muchos años el hecho de poder ganar el Oscar era virtualmente imposible con cualquiera de las preseleccionadas (You're the one, El baile de la victoria, Los girasoles ciegos, Juana la Loca).

La lista admite cambios y debates. Estos son los 8 errores garrafales o 'nominaciones perdidas a los Oscar':


8. AÑO 1996
La elegida fue: Bwana de Imanol Uribe
La elegida debía haber sido: El perro del hortelano de Pilar Miró
Ganó el Oscar: Kolya (República Checa)

Kolya venía de ganar el Globo de oro y el Bafta. Nada podía hacer la multinominada francesa Ridicule, la rusa El prisionero de las montañas y la noruega (nunca estrenada e imposible de conseguir... ¡aaaa!) La otra cara del domingo. Pero en lugar de la romanticona El chef enamorado de Georgia podrían haber estado los versos de Lope de Vega, mucho antes de que Andrucha Waddington rodase un film preseleccionado al Oscar por España sobre los escarceos amorosos del escritor. Bwana fue una película 'sobredimensionada' que no pasaba del aprobado. El perro del hortelano al menos contaba con recursos y presencia suficiente como para 'enganchar' a los yankis a la butaca. Imposible reproducir las rimas de Lope con los subtítulos en inglés, eso sí. Influyó la antipatía histórica que acompañaba a Miró: de hecho su victoria en los Goya fue 'partida' o más bien 'compartida' con Tesis de Amenábar. Hubiese sido bonito ver a Miró como la primera mujer española peleando por el Oscar... al final fue Icíar Bollaín... trece años más tarde.


7. AÑO 1994
La elegida fue: Canción de cuna de José Luis Garci
La elegida debía haber sido: Días contados de Imanol Uribe
Ganó el Oscar: Quemado por el sol (Rusia)

Garci solo nos ha fallado dos veces: aquí y con You're the one. Vaya, que pecamos de conservadores. Hollywood no ha tenido ocasión de saber qué fue ETA (vamos a conjugar el verbo en pasado) y qué repercusión tuvo en la sociedad española. Días contados, más bien por descarte, es el mejor film de Imanol Uribe. De hecho, fue la primera película con la que se produjo un 'efecto Goya': llegó a la gala con muy pocos espectadores, y tras ganar una borrachera de cabezones revivió en la taquilla primaveral. De nuevo, un film de San Sebastián. Días contados es una película dura, sin concesiones, con un gran reparto. Era lo mejor de su año. Así que uno más uno siempre son dos.


6. AÑO 1995
La elegida fue: La flor de mi secreto de Pedro Almodóvar
La elegida debía haber sido: Nadie hablará... de Agustín Díaz-Yanes
Ganó el Oscar: Antonia (Holanda)

Almodóvar es muy importante... ¡pero no es el único cineasta español destacado! En los Oscar nunca se supo de los grandes directores locales de los 90 (De la Iglesia, Medem, Bajo Ulloa, incluso Amenábar). 1. Quisimos vivir de Garci... craso error. Y 2. Quisimos explotar al máximo a Almodóvar, y justo la peor década almodovariana fue la de los 90. La Academia volvió a jugar al despiste con Almodóvar, lo que en términos goyescos se dice 'otra derrota aplastante'. Reivindicar la sensación de San Sebastián, ese festival que justo coincide con el arranque de los Oscar, era lo más sensato. ¡Que en España sabemos hacer thrillers mejores que los yankis... y en los Oscar siempre apostamos por el drama! La nominación estaba de color azul-oscuro-casi-negro, pero no me dirán que no nos hubiésemos marcado un farol increible, un golpe de efecto como pocos se han visto en los Oscar. Si hasta el film de Yanes tiene el 'elemento torero', eso que desde fuera se ve como 'tan español'. ¿Ven a Nadie hablará de nosotras cuando hayamos muerto como película destacada del New York Times? Este blog sí: lo fue Balada triste de trompeta, así que por soñar que no quede. Aunque ese año la olimpiada de los Oscar estaba fuera de nuestro alcance: Antonia era el film de la temporada (más por simpatía que por méritos propios), Francia tenía la ópera prima del argelino Rachid Bouchareb Poussières de vie (Bouchareb ha estado 3 veces nominado aquí), Italia llevaba lo nuevo de Tornatore (ganador por Cinema Paradiso) y Suecia traía La belleza de las cosas de esa institución llamada Bo Widerberg (autor reconocido en todos los festivales de clase A ya nominado al Oscar anteriormente).


5. AÑO 2011
La elegida fue: Pa negre de Agustí Villaronga
La elegída debía haber sido: La piel que habito de Pedro Almodóvar
La otra candidata era: La voz dormida de Benito Zambrano
Ganó el Oscar: Nader y Simin, una separación (Irán)

No hay que echar mano de la memoria porque todavía lo tenemos muy fresco. Este blog adivinó con semanas de antelación el nombre de las tres preseleccionadas y apostó que cualquiera era una buena opción. Alguien tendrá que reconocer que hubo una mano negra sobre La voz dormida desde su proyección en San Sebastián: nunca se supo si la película había gustado o disgustado mucho en Donosti. Como con Las 13 rosas, el factor político fue clave, y estrenarse a pocos meses vista de las elecciones fue su jaque mate. Pa negre lo había ganado todo en los Goya y nadie lo esperaba: se deseaba, pero ni de lejos estaba de forma unánime en las quinielas. Desde España se hizo justo lo contrario del año anterior: defender la película de los Goya, y por consiguiente la más querida entre los académicos. La piel que habito también había gustado, pero el impacto del film de Almodóvar no pudo hacer nada contra un pan negro ya digerido y que había dejado tan buen sabor de boca. Puede que ese año pecamos de inocentes al no reconocer la opción claramente más internacional, pero también hay que confesar que La piel que habito no necesitaba el trasfondo del Oscar para llegar a todo el mundo. Isona Passola y los productores de Pa negre hicieron todo lo posible, pero Hollywood es muy exigente y no hubo suerte. ¿Fue el Bafta de La piel que habito la señal de que tras el desliz de Volver Almodóvar hubiese estado de nuevo en los Oscar? Nos quedaremos con las ganas de saberlo.


4. AÑO 2003
La elegida fue: Soldados de Salamina de David Trueba
La elegida debía haber sido: Al sur de Granada de Fernando Colomo
La otra candidata era: Hotel Danubio de Antonio Giménez-Rico
Ganó el Oscar: Las invasiones bárbaras (Canadá)

Viendo la tres seleccionadas del 2003 está claro que desde España se cree que los Oscar son cosa de films de temática histórica, ambientación de época, retratos de tiempos pasados... La Academia resbaló al no tener en cuenta los antecedentes. Vale: era muy difícil meter a cualquiera de las tres en la carrera. Pero si Belle Epoque había ganado, ¿por qué no la comedia alegre, coral y vitalista de Al sur de Granada? ¿Demasiado local? ¡La risa es universal! ¿Demasiado ibérica? ¡Y qué más da! Ahora nadie se acuerda de Hotel Danubio. Soldados de Salamina tuvo su momento de fama, sigue siendo la mejor película de David Trueba, copó las portadas de muchos periódicos y hay que reconocer que tanto el libro de Cercas como la película valen muchísimo la pena. La lástima es que para los dos hermanos Trueba la Academia aplicó consideraciones distintas. Puede que de toda la lista sea la opción más arriesgada o personal. El convencimiento de que el Oscar estaba entre el eje andaluz, los gorrinos y las playas de las Alpujarras es algo que nadie vio... menos este blog. ¿Compran?


3. AÑO 2007
La elegida fue: El orfanato de J. A. Bayona
La elegida debía haber sido: Las 13 rosas de Emilio Martínez-Lázaro
La otra candidata era: Luz de domingo de Jose Luis Garci
Ganó el Oscar: Los falsificadores (Austria)

Como suele suceder, ese año la noticia de las tres preseleccionadas al Oscar llegó antes de que los films en cuestión se estrenasen en el cine. El factor psicológico convertía a El orfanato en el necesario, trabajado y finalmente real taquillazo del año, y en Cannes había gustado, justo un certamen poco o nada amante del cine de género o terror. El orfanato inauguró Sitges, la campaña de promoción que le brindó Telecinco fue descomunal y su fama arrasó todo a su paso cual tsunami. Bayona le debe muchísimo a esa elección porque la película se estrenó en muchos países, en la temporada de premios muchos se acordaron del film (llegando a ganar en algunos gremios de críticos el premio a la mejor fotografía del año) y la rápida consolidación de su nombre en la industria le ha permitido rodar Lo imposible. Aunque es de justicia reconocer que ese año estábamos ante el Garci más lúcido en años, no el más notable, y obviamente no el más moderno (risas enlatadas). Pero este blog hubiese apostado por Las 13 rosas. Por ser un drama emocionante, bien interpretado, técnicamente muy solvente (justo todo lo que se puede decir de la oscarizada de ese año: Los falsificadores). Este blog pone la mano en el fuego que los académicos hubiesen llorado de lo lindo con la cinta de Martínez-Lázaro. ¿Por qué no fue elegida? Por su contexto sociopolítico. Se estrenó en un mal año, o lo que es lo mismo, en campaña electoral, y a nadie le interesó volver la vista atrás a la Guerra Civil. Todo ello hizo que el Goya fuera para la tercera en discordia (La soledad) y que el Oscar una vez más no se acordase del cine español.


2. AÑO 1991
La elegida fue: Tacones lejanos de Pedro Almodóvar
La elegida debía haber sido: Amantes de Vicente Aranda
Ganó el Oscar: Mediterráneo (Italia)

Que Vicente Aranda solo haya sido una vez propuesto para el Oscar (en el 2001 por Juana la Loca) resulta un tanto chocante si tenemos en cuenta que durante muchos años fue uno de los cineastas de referencia de nuestro país. No hubo agallas para llevar El lute a los Oscar, pero Amantes, no por casualidad la única vez que Aranda ha ganado en los Goya, es un drama impecable que había sido premiado y aplaudido unánimemente en el Festival de Berlín. Vale: la escena del 'pañuelo en el culo' de Jorge Sanz habría sido censurada, pero... ¿y las drogadictas carcelarias de Tacones lejanos? Si revisan las publicaciones de la época la carrera al Oscar era cosa de Amantes y Tacones lejanos, y a este blog le huele que la cosa se decidió por muy pocos votos. Seguramente sumó el hecho de que Aranda nunca haya resultado demasiado simpático para la Academia y que la euforia almodovariana en España y sobre todo fuera de nuestro país estuviese en su cenit. Y si dudan, piensen: ¿a que Amantes le pega cuatro patadas a la ganadora italiana Mediterráneo? Algunos académicos de Hollywood volvieron a Amantes porque había gustado mucho la interpretación de Maribel Verdú en El laberinto del fauno. Lástima que no podamos volver atrás a lo Marty McFly.


1. AÑO 2002
La elegida fue: Los lunes al sol de Fernando León de Aranoa
La elegida debía haber sido: Hable con ella de Pedro Almodóvar
La otra candidata era: Historia de un beso de José Luis Garci
Ganó el Oscar: En un lugar de África (Alemania)

La Academia debió estirarse los pelos. Los lunes al sol venía de ganar en San Sebastián, era el film del momento y con la Guerra de Irak flotando en el ambiente desde España quisimos llevar una apuesta más reivindicativa, más social, más combativa. Creímos que Javier Bardem, por aquel entonces todavía recordado por su nominación en Antes que anochezca, sería el mejor salvoconducto para el Oscar. En contraposición, Hable con ella no había querido estar en Cannes y desde España teníamos menos referencias a la hora de poder adinivinar el recibimiento del film del manchego en todo el mundo. Pero no hay excusas que valgan. De la misma manera que la Academia apoyó a Almodóvar en los 90 cuando la dicha no siempre era buena, con Hable con ella perdimos una opción a premio de lo más sólida. Y todo se confirmó el día de las nominaciones al Oscar (Pedro candidato a director y guión original) y la gala final (mejor guión original para un film de habla no inglesa, algo que no sucedía desde hacía muchísimo tiempo). Si lo que logró Almodóvar en Hollywood fue en parte gracias a que no estaba seleccionado desde su país, o si Hable con ella hubiese ganado 'de calle' el premio a film de habla no inglesa además del que ya ganó son misterios que nunca sabremos. Aunque todo podría reducirse a lo siguiente: la Academia española pensó que tras el Oscar de Todo sobre mi madre era imposible revalidar título de forma consecutiva, igual que tras Mujeres al borde de un ataque de nervios Tacones Lejanos no logró entrar en la terna... y obviamente 'se equivocó la paloma'.

3 comentarios:

Juan Roures Rego dijo...

Muy interesante entrada. España suele meter la pata, aunque sin duda el caso más sonado es el de Hable con ella, que habría ganado el Oscar sin lugar a dudas (después de todo, es el primer film español con Oscar a mejor guión y la competencia era escasa pues la única contrincante, la mexicana "Y tu mamá también", tampoco fue nominada). De todos modos, me alegro de no haber enviado "La piel que habito" este año: hemos tenido películas muy buenas y no era de lo mejor de Almodóvar (en cualquier caso, "Nader y Simin" lo merecía completamente). Enhorabuena por el blog, me encantan las curiosidades sobre los Oscars (premios que amo y odio a partes iguales), así que os seguiré de cerca (lo añado a mi lista de blogs). Saludos!

adela yannini dijo...

A mi me encanto.
Saludos

adela yannini dijo...

La vimos hace poco en un entorno genial hotel rural grazalema
Salñudos