viernes, 30 de diciembre de 2011

RESUMEN: EL CINE DE 2011


1. UNOS OSCAR MUY CONSERVADORES
Aunque la mayoría de las asociaciones de críticos y los Globos de oro apoyaron masiva y contundentemente la sobresaliente La red social de David Fincher, los Oscar prefirieron El discurso del rey, ganadora de las estatuillas a la mejor película, director, actor protagonista y guión original. El academicismo y la película logró mantenerse en cartel muchas semanas hasta sumar más de 10 millones de euros de recaudación. La gala mantuvo la emoción hasta casi el final, destacó por la torpe presentación del dúo Hathaway-Franco, y Melissa Leo dejó uno de los discursos de agradecimientos más deslenguados que se recuerden. Valor de ley se sumó a la lista de grandes fiascos (10 nominaciones, ningún premio), y muchos soñamos con ver un Kodak Theatre encumbrando Cisne Negro, el mejor título de los nominados. El último año y el segundo consecutivo que la terna a la mejor película estaba formada por diez cintas.


2. UN 3D EN HORAS BAJAS
2011 supuso la conversión definitiva de la mayoría de cines españoles al formato digital y 3D. Como era de esperar, las sesiones en 3D han registrado menor número de entradas vendidas, un descenso significativo muy lejos de las recaudaciones de Avatar, el primer fenómeno tridimensional. Aunque el precio ligeramente superior de las entradas para las proyecciones en 3D fue parte del éxito de Torrente 4 y Piratas del Caribe 4, la nueva parte de Crepúsculo se impuso como lo más taquillero del año sin necesidad de recurrir a las famosas gafas. El 3D ha acogido por primera vez películas españolas (la última, XP3D), reestrenos (El rey León) y films de todo tipo, pero lo que parecía la salvación del cine, al menos en lo económico, ha acabado siendo un mero espejismo. Veremos cómo evoluciona el 3D, en afluencia de público y posibilidades técnicas, a lo largo del 2012.


3. Y LAS SAGAS CONTINÚAN
Hollywood ha seguido fiel a la gallina de los huevos de oro y no ha dudado en fabricar nuevas partes de sus franquicias de éxito. Amanecer logró la mejor recaudación en su fin de semana de estreno. Más mediático fue el esperado encuentro y lucha entre Harry Potter y Lord Voldemord, dando fin a una de las sagas más longevas y taquilleras de la historia del cine. Las segundas partes de las animadas Cars y Kung Fu Panda no lograron buenas críticas y no supieron repetir el éxito de la primera entrega. Tuvimos tercer episodio de Transformers y Alvin y las ardillas, cuarta aventura de Jack Sparrow y quinta de Destino final. Pero el regreso terrorífico más popular fue el de Scream 4, aunque en su paso por los cines españoles sólo logró convencer a los nostálgicos de los films de los 90. Sin olvidar Saw 7, la saga de terror más duradera con vistas a nuevas partes. Por sorpresa, A todo gas 5 dejó satisfechos a casi todos, gustó muchísimo la precuela X-Men: Primera generación, y lo más taquillero de nuestro cine fue Torrente 4 y Fuga de cerebros 2. La lista se completó con nuevas versiones del tipo Los tres mosqueteros, spin offs como El gato con botas y refritos como Pirañas 3D o Tiburón: la presa 3D. ¿Y qué sagas se iniciaron en 2011? Casi ninguna: apostamos por futuras continuaciones de Las aventuras de Tintín. ¿Habrá Resacón en Las Vegas 3?


4. CINE ESPAÑOL: UN BUEN AÑO, PERO...
Teníamos muchas ganas de que 2011 fuese un año especialmente excelente para nuestro cine. Así fue, pero con matices: la cuota de pantalla se quedó en poco más del 15%, lejísimos del 30% que ocupa el cine francés en su país, y a escasos millones de superar la mágica cifra de los 100 millones de euros de recaudación. Parte de ese éxito fue gracias a Santiago Segura: Torrente 4 recaudó 19 millones y hasta diciembre fue lo más taquillero del año. Fuga de cerebros 2 se quedó cerca de los 6 millones. Y el cine de autor vivió un buen momento: La piel que habito logró 4'6 millones, También la lluvia se quedó en 4, No habrá paz para los malvados sumó 3'8, Primos sorprendió con 3'6, Mientras duermes luchó hasta los 3'5 y La voz dormida se conformó con poco más de 2 millones. De nuevo las coproducciones nos salvaron de los números rojos: Midnight in Paris alargó su periplo en las salas hasta los 8 millones convirtiéndose en lo más taquillero de Allen, Un dios salvaje lleva hasta la fecha una caja de 2'6 millones y Un cuento chino alegró las cifras veraniegas. Por desgracia, Chico y Rita, Secuestrados o Eva, pese a contar con un aparato promocional bastante potente, no engancharon al público. Las comedias No controles, ¿Para qué sirve un oso? o No lo llames amor... llámalo X protagonizaron sonoros batacazos. 23-F naufragó, se esperaba mucho más de Águila Roja: la película, Intruders y Maktub, y no hubo espacio para productos más personales como Blog o Verbo.  Y de El capitán Trueno mejor ni acordarse. Un buen año, sí, pero hubiera podido ser mucho mejor.


5. LO MEJOR, EN DVD
Resulta paradigmático que parte del mejor cine del año se haya estrenado directamente en formato doméstico. La colección Cahiers du cinéma rescató títulos minoritarios imprescindibles como Kinatay, Naufragio o Los materiales. Media 3 Estudio estuvo detrás de las ediciones de Thirst de Chan-Wook o Mother de Joon-ho. Un panorama bastante contradictorio, y más cuando estamos hablando de los títulos más importantes de la década, cuyo paso por festivales e interés crítico no parece tener su repercusión en la cartelera. En 2011 la necesidad de un nuevo sistema de distribución se impuso como utópica solución ante la desigual oferta de los cines convencionales. En paralelo a plataformas legales como Filmin, el cinéfilo tuvo que recurrir a las descargas para ver lo más importante del año. Y un ejemplo de esta preocupante situación es el retraso del estreno de Si quiero silbar, silbo y The French Kisses, excelentes películas europeas del 2009 que finalmente llegarán a España a principios del 2012. Todavía más escandaloso es el ninguneo de títulos como Rabbit Hole o Blue Valentine: ni tan siquiera sus nominaciones al Oscar sirvieron para potenciar un estreno en condiciones. Vimos lo nuevo de Coppola y Loach con más de un año de retraso. Debido a esta situación, en 2011 vimos por primera vez en los cines una obra de Frederick Wiseman, veterano cineasta hasta ahora ausente: hablamos de La danza. Y en 2012 la cosa no mejorará: El caballo de Turín será la primera película de Béla Tarr distribuida como dios manda en España. Mientras Von Trier, los hermanos Dardenne, Allen o Moretti no tuvieron problema para estrenar, otros autores siguen fuera de la oferta, y desgraciadamente también de la demanda, de los multicines.


6. SOBRE LEYES, CÁNONES Y GOBIERNOS
Con el esperable (que no esperado) e inevitable cambio de gobierno la Ley Sinde se quedó en agua de borrajas. Sigue sin haber concierto en el tema de las descargas, y lo que es más preocupante: seguimos con la incertidumbre del primer día y la ausencia de alternativas eficaces, rápidas y legales. La ley del cine catalán sólo afectó a contados títulos, por lo que muchas salas llegaron a ofrecer la misma película en 3D, en versión analógica, en digital, en catalán y en castellano a la vez (una verdadera locura que monopoliza el mercado y corta presencia y posiciones a producciones más modestas). Y el escándalo de la SGAE no benefició a un gremio que digan lo que digan precisa de ayudas públicas, subvenciones y apoyos de todo tipo. En 2011 muchos festivales como la Mostra de cine de Valencia no sobrevivieron a la crisis, otros como el Festival de San Sebastián contaron con un presupuesto mucho más ajustado, y Sitges quiso dar un giro considerable intentando olvidar la estúpida polémica de Ángel Sala y A serbian Film. Un momento de dudas y malas previsiones que, de aprobarse los nefastos proyectos del PP, podría acabar en la privatización y el mecenaje de la producción y distribución de películas, así como la supresión de las inversiones de televisiones privadas como Antena 3 o Telecinco.


7. TEMPORADA DE FESTIVALES Y PREMIOS
Frente a la crisis se impuso el buen cine. Nader y Simin, una separación ganó en Berlín, El árbol de la vida devolvió la Palma de oro a los Estados Unidos, y Venecia sucumbió ante la rusa Faust. La Concha de oro de Los pasos dobles causó indignación y estupefacción. Pa Negre fue la primera ganadora del Goya hablada en catalán, posteriormente nuestra representante a los Oscar. Almodóvar fue el único español que viajó por todo el mundo con La piel que habito. Los César premiaron a De dioses y hombres pero se acordaron de Polanski y El escritor. Los David di Donatello italianos galardonaron masivamente a Noi credevamo. La noruega Happy Happy recibió el Giraldillo de Plata a la mejor película. La sueca Sebbe venció a Pure en los Guldbagge locales y Melancolía fue coronada la mejor película europea del año. Un cuento chino ganó en Roma y Red State en Sitges. Like Crazy eclipsó Toronto, la belga Hasta la vista fue lo más exitoso de Valladolid, y en la temporada festivalera destacaron nombres como Drive, Le Havre, Shame o The Artist.


8. REGULAR COSECHA DE CINE FRANCÉS
España fue un año más uno de los principales países de distribución de las películas del país vecino. Pequeñas mentiras sin importancia nos hizo reir y llorar a principios de verano. Midnight in Paris y The Artist tuvieron producción francesa. La animada Un gato en París, la entrañable Stella o la singular Tournée merecieron más éxito en su paso por las salas. Potiche: mujeres al poder destaca como uno de los entretenimientos más sobresalientes del año. El cine belga estrenó Pánico en la granja y volvió a contar con los Dardenne y su El niño de la bicicleta. Pero la cuota de cine francés no fue todo lo brillante que se esperaba. White Material de Claire Denis generó división de opiniones. Y no gustaron las comedias Una dulce mentiraTímidos anónimos, Mammuth, Micmacs, Cena de amigos o Nada que declarar. Se echó de menos 'la comedia francesa del año': ¿será que no se estrenaron Todo brilla, Los nombres del amor, Declaración de guerra o Intocables? La animada El ilusionista nos encantó. Se habló poco de las notables Mademoiselle Chambon y El árbol. Vimos La guerra de los botones de Christophe Barratier, pero no la de Yan Samuell. Para el futuro, El padre de mis hijos sigue a la espera de nuevos e interesantes visionados. Y Carlos de Olivier Assayas llegó a los cines en una versión reducida de poco más de dos horas y media.


9. AÑO DE POLÉMICAS Y TÍTULOS DE CULTO
En paralelo al discurrir de las superproducciones hollywodienses, la cinefilia, ya sea urbana o intelectual, la curiosa o la entendida, ha tenido casi cada mes al menos una película que ver, citar y discutir en todo tipo de corrillos y cafés. Cisne negro era un título de culto a las pocas semanas de estrenarse. Drive llegó a las salas ya como título consagrado. El árbol logró ser lo más visto en su fin de semana de estreno y muchos cines tuvieron que avisar a sus clientes de que 'no estaban ante una película convencional'. Y si Malick ya sería suficiente para eclipsar todos los estrenos del año, en las taquillas también vimos avisos advirtiéndonos que la aplaudida The Artist era un film mudo y en blanco y negro. Una gran mayoría se quedó pegado a la butaca tras el último fotograma de Melancolía. Y títulos como Habemus Papam, Criadas y señoras, El niño de la bicicleta, Valor de ley, La prima cosa bella, Incendies, La piel que habito, En un mundo mejor, Another Year, Inside Job o Pina fueron otros títulos con notable éxito que acaparon la atención de los espectadores más selectivos, llegando incluso a situarse en el ranking de lo más taquillero, sobre todo en días laborables.


10. CINOSCAR & RARITIES LLEGÓ A LAS 1.000 ENTRADAS
2011 ha sido un año muy especial para el blog. La actividad se ha mantenido a relación de post diario, y el mes de diciembre fue el de mayor seguimiento y número de visitas. El blog cumplió 3 años, se estrenó en el ranking de wikio, abrió cuenta en Twitter y empezó su andadura en Filmaffinity. Kate Winslet fue considerada La actriz de la década, Cisne negro ganó el Cineranking Oscars y ahora seguimos con El actor de la década. Sin duda ha sido el año de más actividad del blog, que ha contado con la complicidad de lectores y comentaristas. ¡Que el ritmo no decaiga! Nos vemos, escribimos y leemos en el próximo año.

¡FELIZ 2012!

3 comentarios:

daniel dijo...

¡Feliz año Xavi! Sigue con esa actividad caracteristica del blog.

Mayra Meza dijo...

Buen resumen Xavi… y también para ti un ¡Feliz 2012!

Vera (Cruz) dijo...

¡Feliz año! para todos los lectores y para ti Xavi. Feliz 2012 y que sea un gran año de cine para seguir tu blog con tanto interés como hasta ahora. Un saludo y parabéns!!!!!!!!!!!!!