jueves, 15 de diciembre de 2011

LA CARRERA A LOS OSCAR 2012 EN 10 PUNTOS

Con las nominaciones a los Globos de oro y SAG (ver links) empieza definitivamente la temporada de los Oscar. Un periodo de premios que no está teniendo todo el brillo que debería. No es que el cine de este 2011 haya sido malo (más bien diría lo contrario), pero realmente hay que echarle imaginación y muchas ganas para sentirse entusiasmado por la venidera ristra de galas, sobres y 'and the winner is'. Cinoscar & Rarities llega a 10 conclusiones:


1. Los elegidos para los Globos de oro podrán ser discutidos y discutibles, pero la selección tiene toda la coherencia del mundo: The Descendants, Midnight in Paris, The Ides of March y The Artist están nominadas a mejor película, mejor director y mejor guión. Efectivamente, las mejores películas son, al menos en teoría, las mejores dirigidas y escritas, así que poco a añadir. Curiosamente Hugo aspira a todo menos al mejor guión, y Moneyball sólo faltó en mejor director. Y The Help parece no necesitar menciones en guión y realizador para ser una de las grandes favoritas.


2. Los Globos y los SAG no se han puesto de acuerdo a la hora de elegir los mejores actores. Algo que deja bastantes sorpresas, y más si sabemos que la aplicación de la siguiente fórmula matemática nunca falla: Aspirar al SAG + Aspirar al Globo + Aspirar al Bafta = Aspirar al Oscar. Aunque me atrevo a decir que las categorías de mejor actriz protagonista y mejor actor protagonista ya están cerradas: Clooney, DiCaprio, Dujardin, Fassbender y Pitt se disputarán el Oscar; y las cinco afortunadas que pisarán el Kodak Theatre serán Close, Davis, Streep, Swinton y Williams. En secundario, Plummer y Branagh son los únicos seguros, y me gusaría ver a Nick Nolte (y no ver a Albert Brooks por Drive, por pedir que no quede). Y en secundaria, Bejo y el dúo de la criada Spencer y la señora Chastain parten con ventaja, aunque confío en la revelación de The Descendants y sigo sin entender cómo no se acordaron de Bryce Dallas Howard por Criadas y señoras (seguramente la productora habrá promocionado a un número concreto de las actrices del film).


3. No dejamos Criadas y señoras. ¿Y si la favorita de estos Oscar resulta ser la única ya estrenada entre nosotros? Criadas y señoras estará nominada al Oscar al mejor film, tendrá un mínimo de 2 menciones para sus actores y guión adaptado. Tengo la corazonada que ganará el SAG al mejor reparto... Si estuviesemos en 1981 y no en 2011, esto estaría decidido. Aunque recordemos que la Academia prefirió la conservadora El discurso del rey por encima de la más moderna e interesante La red social.


4. Midnight in Paris de Woody Allen, el film del genio neoyorkino más taquillero en España y Estados Unidos, es una apuesta segura. Allen estará nominado al Oscar en calidad de guionista, algo que no sucedía desde 2006 y Match Point. También como director, algo que no sucedía desde 1989 y Delitos y faltas. Y también en mejor película, algo que no sucedía desde 1986 y Hannah y sus hermanas. Aún así, tendrá difícil superar las 7 nominaciones de 1994 y Balas sobre Broadway. Por el camino, Allen se llevó el Globo de oro a la mejor comedia por Vicky Cristina Barcelona y vio a las secundarias Penélope Cruz y Mira Sorvino con la estatuilla. Puede que Midnight in Paris no sea tan buena como para estar en los Oscar, pero todo apunta a que sus contrincantes tienen méritos todavía más dudosos. Ni que sea como homenaje a Allen, me alegra el éxito de su aventura parisina. Aunque lamento que en los Oscar parece que no existas si no haces taquilla, aunque te llames Woody Allen: que se lo digan a las mujeres de Criadas y señoras y La boda de mi mejor amiga.


5. Y este es el año más francés. Ni con el dúo de 2008 Persépolis y La vie en rose se había oído tanto francés en la temporada de premios. Bueno...  es un decir porque... ¡es un film mudo! Francia busca su nominación al mejor film de habla extranjera, una categoría en la que no suele faltar (estuvo recientemente con Amélie, Los chicos del coro, Feliz Navidad, La clase y Un profeta), aunque no gana ese Oscar desde 1992 (por Indochina), y aunque su Declaration of War este año tampoco parece que vaya a imponerse. Si Francia está en los titulares es gracias a Allen y a The Artist, definitivamente el gran front runner y favorita de estos Oscar. Ahora bien: no será raro verla ganar en los Bafta y Globos de oro, pero los Oscar son otra cosa... ¿una coproducción francesa y británica ganando en el Kodak Theatre? Sigo apostando que no. Recordemos: si lo hace, será una de esas contadas ocasiones en las que una comedia se impone a un drama (aunque The Artist sea un poco las dos cosas), mérito que en los 90 sólo logró Shakespeare in love y que en los '00' sólo consiguió Chicago. Aunque este año la tragicomedia está en su cenit: miren a Criadas  y señoras y The Descendants, ganando en presencia a dramas más estrictos como J. Edgar o War Horse.


6. Hay que hablar de 'el hombre'. Muchos aspiran a mucho por varios trabajos: Winslet está por Mildred Pierce y Un dios salvaje, Glenn Close añade a Damages su aportación a Albert Noobs, Ryan Gosling juega al Globo de oro en comedia (Crazy Stupid Love) y drama (The Ides of March) pero no al SAG (y el año pasado lo olvidaron por Blue Valentine: ¿será Gosling gafe?). En fin, ninguno como George Clooney. Porque todos los caminos llevan a Clooney, o todas las categorías. Es como si Buenos días y buena suerte y Syriana se hubiesen estrenado el mismo año: el doblete que forman The Ides of March y The Descendants merece un premio independiente, sólo para 'él'. Y aunque ya tenga el Globo y el Oscar, no ganó por Michael Clayton, tampoco por Up in the air: Clooney merece ganar. Seguro que Clooney será el blanco de alguno de los chistes de Ricky Gervais en la gala del 15 de enero.


7. La idea de que el Oscar pueda estar entre dos films que suceden a principios del S. XX y que homenajean los orígenes del cine en plena era digital y del 3D (Hugo y The Artist) es bastante chocante (ojo: Midnight in Paris también se sitúa en un contexto histórico parecido). También extraña que el Oscar parezca cosa de veteranos: Allen, Scorsese y Spielberg. Spielberg lo tiene peliagudo: los actores no se acordaron de War Horse, y sus 2 nominaciones a los Globos saben a poco. Si el Oscar fuera para Allen, resultaría delirante: ¿no nominado por la obra maestra Match Point y ganador por Midnight in Paris? Pero si por cuestiones de la vida y de los Oscar el último domingo de febrero Scorsese gana el hombrecillo dorado, para la historia resultará del todo incongruente el 'premio compensación' conquistado por Infiltrados. Ahora lo tengo clarísimo: Babel debió ganar el Oscar en 2007. ¿Y si Clint Eastwood, el más anciano, da la sorpresa final y se suma a la lista de curiosidades, olvidos, homenajes e injusticias? 


8. Michelle Williams se merece un apartado para ella sola. Aspira al SAG y al Globo de oro por My week with Marilyn y ya sumará su tercera nominación al Oscar, la segunda consecutiva tras ser la agradable sorpresa de la terna gracias a Blue Valentine. Nadie puede competir con esas 17 nominaciones al Oscar de Streep, pero la Academia debería estar pensando en darle algo a Williams, a poder ser más pronto que tarde. ¡Que no sea otra Julianne Moore, por favor! Streep transformada en Margaret Tacher, Williams en la explosiva Marilyn Monroe... y Close rizando el rizo vistiendo de hombre (Felicity Hoffman no ganó por Transamérica). ¿Ganará la que más maquillaje lleve? Ya sabemos que los Oscar valoran las transformaciones físicas... ¿o no, querida Charlize Theron?


9. En apartados televisivos... ¡cómo se hecha de menos Mad Men! Los seriéfilos dirán que 'siempre nominan a los mismos' (Tina Fey y Alec Baldwin caen hasta mal tras tanto premio, y no soporto The Office, aún menos The Big Bang Theory), pero realmente hubo novedades. Añoro más menciones para The Big C y The Killing, que solo vieron reconocidas a sus actrices protagonistas. Los SAG se acordaron de Michael C. Hall y Dexter, pero los Globos no. Modern Family merece una vez más todas sus menciones. Y no nominar a los secundarios de Glee me parece un pecado. Moraleja: tendremos que ver American Horror Story. Y este año el nivel de las miniseries nominadas es altísima: puede ganar cualquiera, aunque Wood, Pearce y Winslet por Mildred Pierce merecen SAG y Globo de oro.


10. Y una obsesión final: querer saber cuál será la Valor de ley de este año. Los Globos y los SAG no se acordaron del film de los Coen, y se plantó en los Oscar con 10 candidaturas. ¿Y recuerdan qué pasó con Crash, film que optó solo a 2 Globos de oro? En ese caso, fue decisivo el apoyo de los actores. Crash ganó el SAG al mejor reparto, y esa era su única garantía para la victoria que al final fue (sí, por encima de Brokeback Mountain). ¿Será El árbol de la vida, que a estas alturas debería ser la favorita a mejor fotografía? ¿O Drive, un pastiche que gustó a los sindicatos de críticos estadounidense? ¿Será Extremely Loud and Incredibly Clouse de Stephen Daldry? O sea, ¿otra película con Sandra Bullock? Y a propósito, ¿otra vez Sandra Bullock? (que conste que soy fan suyo). To be continued...

2 comentarios:

Mario dijo...

Lo de los actores y actrices que crees irán al Oscar está muy peleado, me parecen todos muy competitivos aunque quiero verlos en sus respectivas películas para juzgar con precisión como hice en la última gala, el año pasado fue justo aunque hubiera hecho unos cambios leves como Jacki Weaver por Leo (fuera de que estuvo casi parejo). Medianoche en París también me parece un gran filme, destacado con una temática sencilla y todo un mérito por sacar algo tan entretenido para un público amplio y con mucha calidad. The artist es de las que más espero ver, parece que es muy buena, hay unanimidad al respecto. Clooney es un buen actor y me agrada pero por lo general lo veo menor aunque siempre está superándose y puede ser el caso con sus dos últimas películas, le doy el beneficio de la duda. Los infiltrados me pareció una cinta defectuosa, con sus grandes momentos indiscutibles como cuando lanzan al personaje de Sheen desde un edificio pero no necesariamente para ganar, quizás porque las otras estaban igual de flojas, eran menores o adolecían de gracia, un año no tan bueno realmente. Y William tarde o temprano brillará con un Oscar, que gran reto interpretar a Monroe, siento mucha curiosidad por ver su caracterización. Y ante la mención de Theron confieso que me encanta su belleza, es la más atractiva en mi lista –el comercial de perfume Dior ronda por mis sueños- y siento que tiene talento. Young adult es otra cinta que quiero ver. Interesantes tus impresiones y será un disfrute el SAG, el Golden Globe y desde luego el esperado Oscar. Abrazos.

Anónimo dijo...

y donde rayos esta el topo con el genial gary olmand, vamos que hay una gran deuda que la academia tiene con el y esta su nueva pelicula es maravilla, pero claro, como son los oscar siempre nominan a los de siempre, vasta con decir que la nueva pelicula de leonardo dicaprio no tubo tan buenas críticas como ésta, pero fin siempre es mas de lo mismo, por eso estos premios han perdido credibilidad para mí.-

pao