martes, 20 de diciembre de 2011

Huidas y sombras: Crítica de MARTHA MARCY MAY MARLENE

La película empieza con una huida. Marcy May abandona una casa en la que hombres y mujeres, separados en distintas habitaciones, duermen plácidamente. Se esconde en el bosque de no sabemos dónde para dirigirse a un lugar igual de insospechado. Y la película sigue con una huida, la que la joven Marcy May emprende para deshacerse de los fantasmas del pasado que la acechan y esquivar el difuminado futuro que la aguarda. Martha Marcy May Marlene es un thriller desasosegante que nos traslada al estado de insatisfacción y paranoia final de su protagonista. Contada a dos tiempos, la película aumenta en intensidad a medida que avanza el metraje. Funciona como historia de dos hermanas que se reencuentran tras mucho tiempo sin tener contacto. También como retrato de una secta que recurre al abuso sexual como táctica para herir, manipular y finalmente aniquilar a jóvenes de vida a la deriva y carácter frágil. Esos son los ejes de este viaje introspectivo de nuestra Martha Marcy May Marlene. Las dos caras de una moneda que encarna Elizabeth Olsen en uno de los debuts cinematográficos más estimulantes de la temporada. Una película más compleja de lo que parece, una trama repleta de fantasmas con una escena final que difícilmente podremos olvidar. Un ejemplo de cómo contar lo justo y necesario, o de cómo dosificar la información para que la película vaya adquiriendo interés y atmósfera minuto tras minuto. Un título imprescindible.


Nota: 7


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...