lunes, 28 de febrero de 2011

OSCARS 14: EL DISCURSO DEL REY (2011)


RETORNO A LO DE ANTES (LLÁMENLO VIEJO)
La gala número 83 de los Oscar estuvo diseñada de principio a fin a modo de homenaje a las grandes películas y personalidades ganadoras del premio en el pasado. Un acto nostálgico en el que se recordaron cosechas tan variadas como las de Titanic, El señor de los anillos, Lo que el viento se llevó y demás. Spielberg, antes de abrir el sobre a la mejor película, reflexionaba sobre todas las grandes películas que ganaron el premio y todas las demás, la mayoría mejores, que no llegaron a pisar el escenario. Todo parecía una premonición del éxito de El discurso del rey, una cinta de corte clásico y austero, una película con muchas amistades y pocos apasionados. Ganó lo gris, lo británico (después de trece  años de Shakespeare in love: también estaba Paltrow cantando en el escenario para cocinar la premonición). Incluso tememos que Bonham Carter hizo un conjuro de los suyos, tan extravagante como sus vestidos, para que sus dos películas luciesen Oscar: Alicia en el país de las maravillas ganó dos menciones técnicas (vestuario y dirección artística), lo que dejaba a El discurso del rey con 4, lo que se dice una victoria digna pero por la mínima. Sin duda hubo un atisbo de esperanza para La red social, que dominó con 3 (guión original, banda sonora y montaje). E Inception hizo historia: aquellos que recriminaron la no nominación de Nolan como mejor director se curaron las heridas al ver cómo el nuevo modelo de 'blockbuster de autor' se imponía en sonido, montaje de sonido, efectos especiales y fotografía. Supera, pues, los 3 de El mito de Bourne y empata con los 4 cosechados por Matrix o Terminator 2 hace una década. Nolan, en la sombra, fue el hombre de la noche...


UNA GALA ABURRIDA
La ceremonia no fue ese espectáculo que las promociones auguraban. Hathaway y Franco, pareja jovencísima, se impuso como un dúo imposible que simplemente aparecía enmedio del incesante ritmo de premios y presentadores. Los 'hosts' fallaron, en especial un James Franco que, aunque recordó a su madre y a su abuela, parecía adormilado, dopado, carente de gracia (de hecho nunca la tuvo). En contraposición, los discursos de muchos ganadores incluyeron algún chiste de nivel. El ganador a mejor cortometraje lamentó no haberse cortado el pelo. El director de Inside Job, entre vítores, aseguró no entender por qué muchos responsables de la crisis económica no están todavía en la cárcel. Bullock dijo 'hola' a Bardem en español, y con eso destacó que el actor nacido en Las Palmas estaba allí por un film en habla castellana (y con su mujer Penélope, de rojo pasión, guapísima y recién 'parida'). Tom Hooper, el Oscar más injusto de la noche, también recordó a su madre. Y a Melissa Leo, que no le afectó su autocampaña de promoción, dijo un 'fucking' que sonó a modo de eco divertido. Kirk Douglas fue el más cachondo de la noche: dijo 'you know' varias veces antes de desvelar el nombre de la mejor actriz de reparto. Mila Kunis retomó el chiste minutos después. Y algunos no olvidarán cómo uno de los productores de El discurso del rey agradecía el Oscar a su novio, toda una bofetada para la mojigatería norteamericana. Todo sucedió como estaba previsto, se siguió el timeline de la gala y fueron fieles al telepronter.


LA ALFOMBRA ROJA, DE ROJO
El rojo predominó en los atuendos de Bullock, Cruz, Lawrence o Hathaway (esta última se puso y se quitó hasta 6 trajes). Una vez más se puso en marcha una maquinaria de glamour, vestidos y joyas, todo al servicio de varios periodistas que intentaban captar las imágenes de los actores y actrices de la noche. Iñárritu estaba esperanzado, aunque su Biutiful se fue de vacío. Mila Kunis, con algunas reacciones 'secas', se ganó el título de la más borde del año. Johansson y Bullock vinieron solas, así que los paparazzis no pudieron tener la fotografía de Ryan Reynolds y sus dos mujeres. Mandy Moore, que luego cantó la canción de Tangled, fue una de las primeras en llegar, intuimos que para chupar cámara con descaro. Hubo riesgo con algunas corbatas blancas, predominó la pajarita. El 'bolso abanico' de Bonham Carter, fiel al negro y a las gafas de sol, demostró que la esposa y musa de Burton ha sido estilísticamente la curiosidad de toda la temporada de premios. Porque todos llegaban a la alfombra de 145 metros un tanto cansados, muchos con la resaca de los Independent Spirit Awards. Portman, en tonos burdeos, no pudo mejorar el vestido 'rosa' de los Globos de oro.Y Melissa Leo, con un vestido largo de encaje blanco, parecía celebrar su propia boda, aunque con sus ademanes siempre rudos parecía dispuesta a boxear. ¿Las más guapas? Amy Adams, con un azul eléctrico; y Cate Blanchett, que a cada paso que daba demostraba la diva que desde hace tiempo es. ¿Errores de cálculo? A Marisa Tomei no le explicaron que las formas de su traje 'negro fúnebre' era tan irregular como un dibujo daliniano. Pero tampoco dió la nota...


EL AÑO DEL EMPATE
Poco nos ha dejado esta entrega número 83 para la historia. Valor de ley consigue un récord en negativo que tanto nos gusta a los coleccionistas de curiosidades de Oscar: 0 premios de 10 nominaciones. The Fighter vió recompensados a sus dos intérpretes de reparto. Toy Story 3 acabó con la mejor canción y cinta animada. Y aunque ganó El discurso del rey, la Academia no quiso que la gala tuviera acento británico. Para siempre, 2011 será el año del empate, de la rivalidad entre Jorge VI y Mark Zuckerberg. La temporada de premios en la que La red social ganó el Globo de oro y el beneplácito de las asociaciones de críticos, Cisne Negro el Spirit, y El discurso del rey el PGA, el DGA, el Bafta y finalmente el Oscar. Nada fue previsible y todo podía suceder hasta el último segundo después de una temporada frenética, esquizoide, llena de buenas películas pero ninguna obra maestra. Los gustos de la Academia, otra vez, fueron inescrutables.

7 comentarios:

Ismael Cruceta dijo...

Jejeje, si la gala fue bastante sosita, pero tampoco creo que Franco lo hiciera tan mal... reconoce Xavier que nunca te ha gustado, jajajaja. La culpa no fue de ellos, sino de los premiados y de los académicos que no votaron ninguna sorpresa.

Acabo de publicar mis opiniones en mi blog sobre la gala de anoche.

Un abrazo!!

domive dijo...

Leer tus entradas es como leer novelas... te las curras un montón!! Yo me alegro que inception empatase con the king's y que este solo se llevase 4 premios (victoria mediocre para película mediocre)...

Aunque me hubiese encantado que black swan triunfase, casi lloro con la dulcísima natalie portman^^

Un saludo!^^

Kike dijo...

La verdad que fue todo muy repartido, muy lo esperado, pero Fincher debería haber recogido premio y estoy loco con Cisne negro, y solo un oscar, aunque sea por cuestión numérica, me sabe a poco, aunque más no se podía pedir.
Un saludo!

Atticus Grey dijo...

Para la próxima entrega deberían de contratar a Kirk Douglas como maestro de ceremonias. Fue el viejecillo más divertido de la noche. Se aventó grandes puntadas: You Know...

Mònica Prieto dijo...

¡buen análisis de la noche!
a partir de ahora, ¡me iré pasando a menudo! ;)

unpaisdecine dijo...

Coincido contigo en casi todo, la gala me pareció bastante aburrida y a James Franco parecía que le habían obligado a presentar.
Por otra parte no creo que "El discurso del Rey" mereciera arrasar como algunos esperaban, me alegro de que le hayan reconocido su mérito a Origen, y por los dos Oscars para "Alicia", personalmente me encanta el universo Tim Burton.

infocinema dijo...

En mi opinion ha sido un poco decepcionante por el premio al mejor actor. No he visto la interpretacion de Colin Firth en "El discurso del Rey" pero esperava que la gran actuación de Jesse Eisenberg en "La red social" se llevase la estatuilla, por su gran interpretación del papel.