domingo, 12 de abril de 2009

SERIES 13: PARANOIA AGENT



Este repaso a las series más notables de los últimos años precisaba dosis de manga, las mismas que aporta Satoshi Kôn con su magistral Paranoia Agent. Kôn es un artista de lo extravagante y su dibujo, aparentemente cándido, esconde una feroz crítica social. Paranoia Agent es la serie que haría David Lynch si fuera asiático y supiera dibujar, aunque Kôn no parece precisar ningún referente cinematográfico para construir trece perlas de veinte minutos, un relato onírico y paranoico en el que tienen cabida una torturada dibujante de cómic, variopintos detectives, gente que desea suicidarse o estudiantes frustrados. La historia, aunque sencilla, se complica a cada minuto: un chico con patines y bate de béisbol en mano se dedica a golpear brutalmente a varias personas, provocando una hecatombe social y policial. Las víctimas del psicokyller, lejos de apenarse, creen que el niño les libera de sus problemas y presiones, una excusa para asistir a la materialización de los traumas de una sociedad loca, consumista y deshumanizada. El viaje interior de los personajes va acompañada de una originalísima factura visual, un plantel de secundarios y de símbolos que ya tiene un amplio club de fans. Paranoia Agent engancha y logra una animación de autor, sello que ya tienen Katsuhiro Otomo o Rintaro. Kôn obvia el papel y demuestra que su soporte predilecto es la imagen. Esta consideración nos lleva a incluir la serie en el cupo de goyas animadas de la década, un grupo en el que brillan Miyasaki al completo, Metrópolis o Steamboy. Paranoia Agent, en definitiva, es la versión refinada del mundo manga, la obra intimista que encandilará más a los amantes del cine que a los fanáticos de los ojos rasgados.



Cuatro estrenó la serie en la madrugada de los sábados, un horario nefasto (aunque su propia emisión ya supuso un milagro). Kôn no persigue la televisión: su obra es plato de videoclubs especializados, coleccionistas excéntricos y forofos (alguien diría frikis) del género. Es curioso que los seguidores del manga, esa flora y fauna que asiste disfrazada a festivales y salones del género (pese a todo, espacios más mercantilistas que artísticos), no hayan reivindicado las cuatro horas de Paranoia Agent, quizá porque Kôn no es tan conocido y porque su obra juega a otro nivel. El género que triunfó en los ochenta con Doraimon, Bola de dragón, Los caballeros de Zodíaco, Ranma, Sakura o la película Akira se consagró en los noventa y ahora vive dando tumbos porque su oferta y demanda es muy variada. Tiene que reivindicarse la existencia de estas ficciones; el problema es que quien las reivindica, lejos de tener una visión panorámica del tema, defiende y sigue solamente un número concreto de series y comics. No será este cronista quien enuncie asertos generales sobre el manga y sus entresijos. Como curioso espectador (no consumidor) de manga y amante de Tsai Ming-Liang, Park Chan-Wook, Kim Ki Duk, Wong Kar-wai, Zhang Yimou, Hirokazu Kore-eda, Hayao Miyasaki, Naomi Kawase o Jhia Zhen-Ke (visto lo visto, tampoco pueden hacerse estudios generales en el ámbito del cine), creo que Paranoia Agent es lo mejor que ha deparado el manga contemporáneo. De (re)visión obligatoria.

5 comentarios:

VitoneMen dijo...

Xavier,ya tengo mi crítica de Camino en mi blog, me gustaría ver tu comentario en ella.

Saludos!

bmanav dijo...

Hola que tal , me gustaria participar en el cineranking...mis datos:
Benjamín
Ciudad de México,México
20 años

No se cuales sean los requisitos pero si hace falta algo me lo haces saber ok?

Saludos

Alvaro dijo...

Satoshi Kon es uno de los animadores más talentosos y originales de los últimos años.
Aún no he visto esta serie, pero si tiene el mismo nivel que sus películas no tengo dudas de que se trata de una serie excelente.

MFAL dijo...

la tengo pendiente y me ha gustado lo que cuentas... la vere proximamente.

Luis Carrion dijo...

mi critica

http://elblogdekasehaya.blogspot.com/2014/07/anime-paranoia-agent-critica.html