domingo, 15 de febrero de 2009

OSCARS 10: INFILTRADOS

Título: INFILTRADOS Título original: THE DEPARTED Dirección: Martin Scorsese País: Estados Unidos Año: 2006 Duración: 145 min. Género: Thriller dramático Reparto: Leonardo DiCaprio, Matt Damon, Jack Nicholson, Mark Wahlberg, Vera Farmiga, Martin Sheen, Alec Baldwin, Ray Winstone, Anthony Anderson, Kevin Corrigan, James Badge Dale, David O'Hara, Mark Rolston, Robert Wahlberg y Kristen Dalton Guión: William Monahan, a partir del guión de Infernal Affairs, escrito por Siu Fai Mak Producción: Brad Pitt, Graham King y Brad Grey Diseño de producción: Kristi Zea Dirección artística: Teresa Carriker-Thayer y Nicholas Lundy Fotografía: Michael Ballhaus Vestuario: Sandy Powell Música: Howard Shore Montaje: Thelma Schoonmaker Presupuesto: 90 MILL.$ Nº oscars: 4/5 Nº globos de oro: 1/6 Fechas de estreno: 06/10/06 (EE. UU.), 27/10/06 (ESP.)

La gala
Tras tantos desengaños, Scorsese firmaba su mejor noche. Las quinielas no tenían un claro favorito: Babel había ganado el Globo de oro, The Queen se impuso en los Bafta, Cartas desde Iwo Jima era una de las favoritas de los sindicatos y Pequeña Miss Sunshine era la mejor película para el gremio de productores. La gala duró casi cuatro horas y no fue hasta las seis de la madrugada cuando la victoria de Scorsese se hizo patente. En internet, las casas de apuestas se frotaron las manos ante lo repatido del palmárés y Pequeña Miss Sunshine, por la influencia de Crash, fue hasta el final la sorpresa por la que todo el mundo apostaba. Coppola, Lucas y Spielberg entregaron el hombrecillo dorado a su compatriota y Scorsese, con la platea silbando y aplaudiendo, pidió irónico que revisaran el sobre. Atrás quedó el día de las nominaciones, con una emocionadísima Salma Hayek comprobando el aroma hispanoamericano de ese año. Penélope Cruz se convirtió en la primera actriz española que optaba al premio y Hayek, con su ¡yes! ya histórico, celebraba la nominación de Volver. La sorpresa vino después: la Academia no nominó el film de Almodóvar en el apartado de mejor película de habla extranjera, una incomprensible decisión que tendría en 4 meses, 3 semanas y 2 días y Gomorra sus correlatos en ediciones posteriores.

¿Merecía el Oscar?
Infiltrados era un clásico ejercicio de estilo, la versión comercial de la esencia Scorsese, la misma que había prevalecido en Malas Calles, Taxi Driver o Toro Salvaje. La propuesta era entretenida y vistosa, pero Scorsese (y la Academia) debió interpretar su premio como un ajuste de cuentas y no como una valoración cualitativa. Infiltrados era el primer remake en ganar el premio gordo, demostrando que, pese a todo, los Oscar estaban cambiando. La tríada Iñárritu- Del Toro - Cuarón, el cine mexicano vivió su particular cúspide. Babel era maniquea y exagerada para unos y otros, entre ellos el que escribe, una obra maestra sobre el dolor y las injusticias de la sociedad contemporánea. El film, a pesar de todo, nunca abandonó su condición de producto indie, aunque en Europa fue recibida cual superproducción intercultural. Rinko Kikuchi y Adriana Barraza lograron la nominación, caso contrario al de Brad Pitt, el gran perjudicado de las nominaciones. La Academia no tuvo el valor suficiente para premiar a Babel, un film que vio truncada su carrera al premio al no imponerse en ningún sindicato. Pequeña Miss Sunshine, la pequeña gran rival, era una opción fácil y el tiempo demostrará que la Academia fue demasiado entusiasta con el film. De aquí que The Queen, película que mejora visionado tras visionado, se conformase con el cantado premio de Helen Mirren, o que Cartas desde Iwo Jima, mejor que Banderas de nuestros padres y peor respecto Million Dollar Baby, tuviera una única mención técnica. Una verdad incómoda catapultó la carrera de Al Gore, sucesor de Michael Moore. La Academia se apuntó un tanto de esnobismo al premiar la canción I need to wake up, partitura folk y ecologista, y dejó en la estacada a la bella Listen, la única perla (junto a la ganadora Jennifer Hudson) de Dreamgirls, el musical más tibio del siglo XXI.. Otros premios fueron más justos: mejor vestuario para Maria Antonieta (eterna incomprendida, eterna obra maestra), film de habla no inglesa para la magna La vida de los otros, banda sonora para Gustavo Santaolalla (el galardón más polémico de la velada) o mejor maquillaje para El laberinto del fauno, magnífico trabajo de los catalanes David Martí y Montse Ribé. Mientras se destacó la victoria de Alan Arkin (Murphy se vió perjudicado por la mala fama de Norbit), los medios olvidaron la nominación de dos cortos españoles: Éramos pocos y Binta y la gran idea. Meryl Streep sumó su catorcena nominación por El diablo viste de Prada y las excelentes Diario de un escándalo y Little Children, enésimo intento fallido de Winslet, se fueron de vacío.




¿Por qué ganó?
Infiltrados no parece haber aportado nada a la historia del cine, algo que no sucede con Babel, último mural de historias cruzadas, y Pequeña Miss Sunshine, quien afianzó la presencia indie en los premios, esta vez desde la categoría de mejor película. La Academia votó la eficiencia y eficacia de un thriller oscuro, excelentemente interpretado por DiCaprio, Damon, Nicholson y Wahlberg. La Academia olvidó el trabajo de DiCaprio (caso análogo al de Revolutionary Road dos años después) y el de Nicholson, ambos nominados a los Globos de oro. Sin actores en el palmarés, Infiltrados tuvo una victoria por la mínima, seguido por los tres Oscars de El laberinto del fauno. El film de Del Toro entusiasmó y muchos demandaron nominaciones para Verdú y Baquero. Pero la Academia no defendió utopías (las nominaciones, al fin y al cabo, ya fueron bastante variadas) y se refugió en terreno seguro. Crear una categoría al mejor reparto, a imagen y semejanza de los Screen Actors Guild, no hubiera sido descabellado: Babel precisaba más gloria.



I'm Spanish. Sorry, i'm Mexican
No podemos cerrar el análisis sin destacar dos puntos importantes. El primero se relaciona con el bajo nivel de las cintas animadas de ese año. El caso se solucionó con un fracaso para Pixar y Cars cedió el premio a Happy Feet, cuya canción The song of the heart debía estar nominada. El segundo incumbe a El laberinto del fauno e intensificó el debate sobre qué nacionalidad tenía una película de las características de El laberinto del fauno. México debería estar muy agradecido por la estrategia de la Academia Española: España concursaba con Volver y las posibilidades de nominación, solo en teoría, aumentaban. Quienes consideramos El laberinto del fauno una película española, no pudimos evitar una pequeña sonrisa ante la victoria de La vida de los otros, objetivamente, y sin ningún rencor, la mejor película de la competición. Los Oscar cerraron el círculo: Del Toro triunfó en los Ariel, los Goya valoraron a El laberinto del fauno pero el premio gordo fue para Volver y los Premios del cine europeo obsequiaron a La vida de los otros, aunque con victoria parcial de Volver. 2006 quedará como el año con más y mejor cine europeo y español, una etapa productiva que, esperemos, se repita en breve.



La anécdota
La amfitriona del show fue Ellen DeGeneres, última humorista recién salida de la televisión yanki. Entre las excentricidades de la noche podemos contar el consabido Oscar de Forest Whitaker, brillante secundario premiado com protagonista, la nominación de Borat al mejor guión adaptado (sin comentarios) y la candidatura de Paul Greengrass, cara más conocida de la saga Bourne, al mejor director por United 93, la primera cinta junto a World Trade Center que trató los sucesos del 11-S. Los films políticos no triunfaron (un año después pincharían En el valle de Elah y Redacted) y Greengrass se impuso en numerosos sindicatos, hecho que muchos aún no entienden (entendemos). El thriller volvería a ganar un año después: la violencia, los personajes turbios y la pérdida de valores, puntales de Infiltrados y Babel, servirían para sacralizar los Hermanos Coen (No es país para viejos) y Paul Thomas Anderson (Pozos de ambición). Qué vaticinio: there will be blood. Y la hubo...

11 comentarios:

Mark Rubio dijo...

Aham!

Pues a mi Infiltrados siempre me parecio un thriller normalito.

Pero Babel, Pequeña Miss Sunshine y El Laberinto del Fauno son tres obras maestras.
Personalmente, me quedo con Miss Sunshine (unica pelicula con la que he llorado a lagrima viva por pura felicidad)

Xo Babel y El Fauno tambien se las traen.

A Maria Antonieta y a Volver sigo sin encontrarles eso q vosotros le veis... debere plantearme un segundo visionado de ambas

un saludo!

Mark Rubio dijo...

Aham!

Pues a mi Infiltrados siempre me parecio un thriller normalito.

Pero Babel, Pequeña Miss Sunshine y El Laberinto del Fauno son tres obras maestras.
Personalmente, me quedo con Miss Sunshine (unica pelicula con la que he llorado a lagrima viva por pura felicidad)

Xo Babel y El Fauno tambien se las traen.

A Maria Antonieta y a Volver sigo sin encontrarles eso q vosotros le veis... debere plantearme un segundo visionado de ambas

un saludo!

Joao Renato dijo...

Opino lo mismo. Infiltrados es buena pero no para haber podido ganar el oscar. Little miss Sunshine se merecia ese honor.
Little miss sunshine fue de lo mejor de ese año

dsm dijo...

sinceramente no he visto la de Infiltrados pero si vi la de Babel la cual me parece como tu dices una obra maestra, me fascina el trabajo de Guillermo Arriaga con sus tres historias y fue una lastima que solo se llevara la de Mejor Música Original me parece....

Tomás Sala dijo...

A pesar de que muchos la odiaron, Babel merecía a mi criterio el Oscar. Y Scorsese debió ganarlos por El aviador, más allá de que EAstwood dirigió la conmovedora Million Dollar Baby.
Haciendo un paralelo a hoy, es como si el 22 Milk gana mejor película y mejor director, perdiendo Danny Boyle, cuya dirección es suprema en comparación a la de Van Sant.

Alec Roivas dijo...

Para mi la victoria de Scorsese y The Departed fue justa si hablamos de nominados, aunque tendriamos que hablar que la Academia nomino muy injustamente ese año.

The Departed no deja ningun mensaje al cine, como quizas lo hacen Babel o Little Miss Sunshine, solo se limita a contar una violenta historia, excelentemente interpretada y dirigida con maestria.

Mi favorita de ese año era Children of Men, que se fue de vacio perdiendo el premio para su magistral cinematografía, asi mismo Thank You For Smoking de Jason Reitman no obtuvo las merecidas nominaciones a dirección, actor y guión, reconocimeinto que Reitman obtendría immerecidamente por Juno.

Claro que a Scorsese le llego tarde el Oscar que tendria que haber sido por lo menos en dos ocasiones, por esa joya del cine llamada GoodFellas y por Raging Bull dejando de lado el injusto olvido a su trabajo en Taxi Driver.

Jose Barriga dijo...

BABEL para mi era la justa ganadora, y no por que sea un fanático de Iñarritu, sino por que del quinteto era la mas efectiva, arriesgada y con mejor resultado. Creo que se le robo el premio de edición y actriz de reparto, estoy de acuerdo con la academia en premiarla por su partitura (absolutamente fantástica).

Express91 dijo...

Para mi Los Infiltrados no fue mas que un triller mas que otro, no destacaba mucho, claro que despues con el tiempo se vería que haria que fuese mas facil que la Academia premiase a No es Pais para Viejos, tal como dice Jose Barriga Babel era la justa ganadora, su victoria en los Globos de Oro ractificaba que era la mejor pelicula del momento (junto a The Queen). Babel era todo lo que la Academia quería en un film, la desolacion e injusticia presentadas en el filme de Iñartu eran llevadas a la pantalla grande de una amnera especial, única. Loc rudo del film me recordaba a Crash, definitivamente Babel se convirtio en una de mis favoritas ese año.
Esa gala sirvio al menos para que Scorsese recogiera un premio que se merecía.

Saludos! Y ya esta en mi blog el tercer duelo de Button vs Slumdog: Mejor Sonido.

Antonio López dijo...

Justa o no, la victoria de Scorsese era más que merecida. La Academia tenía que tapar tantos años de abandono. Por supuesto no es su mejor película, pero teniendo en cuenta que hizo taquilla y que era un thriller decentísimo, el premio era merecido, que no esperado.
Ahora ya le corresponde al bueno de Marty hacer una verdadera joya como las que hacía antes para ganar el premio más justamente.
Y si, Pequeña Miss Sunshine peliculón, al igual que el fauno. Babel me parecio floja si la comparo con Amores perros o 21 gramos. Pero como todo, esto son cosas muy subjetivas.

Un saludo!
http://ocionoticias.blogspot.com

daniel dijo...

Fue una veleda llena de sorpresas. Yo aquella noche apostaba por Cartas desde Iwo Jima o Babel, pero Infiltrados dio el golpe final. La he visto un par de veces y en realidad me parece una obra muy bien realizada, pero para el Oscar no estoy seguro, me hubiera gustado que Babel ganase, tambien me la vi y es un poco más sobresaliente que Infiltrados.

victor dijo...

Casi completamente de acuerdo con el análisis. En lo único que discrepo es en el oscar para Santaolalla, para mí era el premio que menos se merecía Babel de sus nominaciones (debió ganar mejor pelicula), cualquiera de las otras cuatro nominadas se merecía más el oscar, especialmente el laberinto del fauno y notes on a scandal,esta última era mi favoria, entre otras cosas porque Goldenhal se lo arrebató a Glass y The Hours. Y claro, a Santaolalla no le bastó con arrebatarle el oscar el año anterior a Marianelli (menos mal q el año pasado se le hizo justicia) y a John Williams, sino q al año siguiente lo volvió a hacer. Pensar que dos grandes de las bandas sonoras como Thomas Newman y James Newton Howard se han tenido que conformar con puras nominaciones y este señor que no llega al nivel de ellos dos tiene nada mas y nada menos que 2 oscars de 2 nominaciones...me entran escalofríos.